Cómo aumentar la virilidad de un hombre gracias a la sopa osetia ‘livzha’

Zalina Plejánova
La mejor manera de complacer a un osetio es cocinar ‘livzha’. Eso es lo que pensaba antes de casarme con mi marido judeo-ruso. Ahora, estoy segura de que casi todos los hombres del mundo se volverán locos por la ‘livzha’ una vez que la prueben.

Osetia es una hermosa república montañosa que se encuentra en el sur de Rusia. Su falta de tierras fértiles para la agricultura se compensa con praderas ilimitadas, lo que ha convertido a los osetios en verdaderos expertos en la carne. Las dietas vegetarianas no son bienvenidas aquí en absoluto. Pues bien, debo ser totalmente sincera con vosotros: los hombres osetios también están firmemente convencidos de que la carne les proporciona virilidad. La falta de carne puede tener consecuencias irreparables, eso piensan. Es imposible disuadirlos de esta idea.

De todos modos, la sopa livzha también es útil para las mujeres porque es muy fácil de cocinar. Es complicado encontrar un lugar en el mundo donde los ingredientes no sean fáciles de conseguir. La he cocinado en Francia, Italia, Inglaterra, China y Kazajistán: en cada ocasión era un cálido y delicioso recuerdo de mi hogar.

La receta es maravillosamente simple, pero tiene un pequeño secreto. Los científicos lo llaman thymus serpyllum: la hierba luna, que crece en las montañas del Cáucaso. Es muy apreciado por los lugareños, y no sólo por su aroma y sabor picante. Contiene selenio y molibdeno, por lo que tiene un efecto positivo en la virilidad masculina, contribuyendo a la producción de testosterona. Tal vez por eso en Osetia ponemos hierba luna en varios platos de carne y aves de corral, e incluso en el té.

Para preparar la mejor sopa para un hombre, se corta la carne y las patatas en trozos grandes (como para un hombre), se hierven y se añade la hierba luna.

Ingredientes

  • 600-700 g de carne de res (usa la de bajo contenido graso, menos la de hueso, para un caldo más claro) para unos 4 litros de sopa
  • 5 patatas
  • cebolla, que nunca es demasiada, así que normalmente uso tres
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • aceite (o mantequilla) para freír la cebolla
  • unas ramitas de perejil fresco de hoja plana o eneldo; si es ambos, mejor
  • sal y pimienta en grano al gusto
  • hierba luna, por supuesto

Preparación

1. Cortar la carne en cubos de buen tamaño, ponerla en agua fría que luego llevarás a ebullición. Retirar la espuma. Cuando hierva, baja la llama. Siga quitando la espuma para obtener un caldo claro.

2. Tienes una hora para preparar las verduras. Pela las cebollas, pícalas, añade un buen chorrito de aceite a la sartén. Saltear ligeramente las cebollas.

3. Me gusta que el plato sea colorido, así que corto las zanahorias en trozos bastante grandes, pero puedes rallarlas si quieres.

4. Todo de un tamaño ideal para un hombre, ¿recuerdas? Corta en cuatro trozos una papa. Cinco por cuatro… 20 trozos.

5. En aproximadamente una hora la carne está casi lista; momento para añadir las cebollas salteadas, zanahorias, patatas y pimienta en grano. Hervirlo todo junto durante 10 minutos y luego añadir sal, ajo machacado, eneldo picado, perejil picado y tomillo.

6. Ten otros 15 o 20 minutos de paciencia y ¡listo! ¡Tu nueva sopa favorita, la livzha, está lista! Sírvela caliente con montones de crema agria. ¡Priyátnogo appetita!

Pincha aquí para conocer diez sabrosas sopas rusas ideales para el almuerzo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies