Almuerzo de Cuaresma al estilo soviético: ensalada, ‘borshch’, bolitas de setas y galletas de postre

Cómo cocinar deliciosos platos que no contienen ni carne ni huevos.

Este año, la Cuaresma ortodoxa se celebra del 11 de marzo al 27 de abril, un período de ayuno estricto para los fieles en vísperas de la Pascua. Para muchos, las restricciones dietéticas impuestas al cuerpo no son menos difíciles de llevar que las exigencias espirituales del alma. Debilitado después del largo invierno, el organismo humano necesita variedad en su nutrición. En este momento es cuando las versiones cuaresmales de los platos soviéticos acuden al rescate.

Ensalada de judías verdes

La receta de esta ensalada se encuentra en el famoso Libro de la era soviética de alimentos sabrosos y saludables, publicado en 1964. Los frijoles rojos en remojo (1 taza) se hierven y se enfrían. Debes hervir también las zanahorias (2-3 piezas) al mismo tiempo y cortarlas en dados. El apio se lava y se corta en tiras. Pon todos los ingredientes en un bol y añade los vegetales lavados y picados, sal, azúcar y mostaza al gusto. Vierte 2 cucharadas de aceite vegetal y un par de gotas de vinagre y mézclalo todo.

‘Borshch’ cuaresmal

Esta es una versión magra del borshch tradicional. Primero, prepara las verduras: corta en dados las patatas (4 piezas) y las zanahorias (1 pieza); col desmenuzada (200 g) y remolacha (1 pieza mediana); pica la cebolla (1 pieza); quita las semillas del pimiento (1 pieza) y corta todo en dados; pela. Ralla los tomates (3-4 piezas).

En una sartén, calienta aceite vegetal, fríe la remolacha durante 5 minutos, añade las cebollas y las zanahorias durante otros 5 minutos, luego añade la mezcla de pimiento y tomate. Mezcla todo y cocina por otros 5 minutos. Luego, vierte 1 taza de agua caliente y cocina a fuego lento durante 10 minutos.

Hierve simultáneamente agua salada en una cacerola y vierte las patatas picadas. Después de 10 minutos, agrega la col, seguida de las verduras al vapor de la sartén, y cocina por otros 3-5 minutos. Agrega las verduras picadas y un diente de ajo picado, además de sal y pimienta al gusto.

Cuando esté listo, deja reposar la sopa durante 15 minutos antes de servirla.

Bolas de masa con champiñones y patatas

Las albóndigas son un plato de los favoritos durante todo el año en Rusia, pero especialmente durante la Cuaresma, cuando alegran hasta el menú más ascético. Lo principal es no añadir huevos ni mantequilla a su masa.

Para el relleno, machaca patatas (3-4 piezas) y pica finamente cebollas y champiñones antes de freírlos en aceite vegetal. Combina las dos mezclas y añade sal y pimienta al gusto.

Para la masa, necesitarás 1,5 tazas de agua hervida tibia, 1 cucharadita de sal y 2-3 cucharaditas de aceite de girasol que se agregarán a 4 tazas de harina de trigo. Amasa la masa, añadiendo más harina si es necesario. Envuelve la masa con papel de plástico y enfría durante 30 minutos.

Extiende la masa enfriada con un rodillo hasta un grosor de unos 2-3 mm, y utiliza un vaso para cortar círculos de 7-8 mm de diámetro. En el centro de cada círculo, coloca el relleno (aproximadamente 1 cucharadita) y une los bordes.

Las albóndigas se pueden cocinar inmediatamente. Sólo hay que ponerlas en agua hirviendo con sal y, cuando suban a la superficie, cocerlas durante otros 5 minutos. Sírvelas con cebollas fritas o verduras finamente picadas.

Galletas de avena

Otra receta para un plato bien conocido, también sin mantequilla ni huevos.

Se pasan dos tazas de avena por la licuadora. Añade azúcar (90 g), levadura en polvo (1 cucharadita) y especias (por ejemplo, canela, jengibre molido, clavo molido o nuez moscada). Agitando lentamente, añade agua (4 cucharadas) y aceite vegetal (4 cucharadas) a la mezcla, seguido de 100 g de harina.

La masa resultante deberá ser maleable. Lo único que queda es cortarla en trozos, extenderla, aplanarla y ponerla en el horno. Luego, hornea durante 20 minutos a 200ºC.

Si quieres seguir nuestra sección de cocina, pincha aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies