¿Quieres sentirte como un ruso de verdad? Bebe “ryazhenka” antes de dormir

Victoria Drey
Que no te asuste el nombre. Prueba el yogur eslavo tradicional con un sabor único de caramelo.

Ryazhenka es uno de los mejores productos lácticos de Rusia. No hay nada que se le compare en lo que respecta al sabor, ya que aunque sea un producto fermentado, la ryazhenka no es amarga en absoluto. Al contrario, es muy suave, cremosa e, incluso, levemente dulce. Dependiendo de la consistencia, que va de lo líquido a lo duro, la ryazhenka es algo entre una bebida y un postre.

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo ni cómo se hizo por primera vez esta receta, aunque es de origen ucraniano y, posteriormente, se expandió por los países eslavos. El nombre deriva de una palabra en eslavo antiguo que significaba “freír” y es relevante, en lo que respecta al proceso de preparación de esta receta. En la Antigua Rus se mezclaban leche con crema en unas ollas de barro y se dejaban en el horno durante horas a fuego lento hasta que la ryazhenka se espesase lo suficiente.

Se hace de la llamada “leche cocida al horno”, un producto muy común en Rusia pero poco conocido en países no eslavos. Este producto se consigue cociendo la leche a fuego muy lento y durante varias horas. Actualmente se puede comprar en cualquier tienda del país, aunque algunos prefieren hacerla por sí mismos. Si nunca lo has probado, imagina una leche de vaca normal con un poco de color marrón y sabor de caramelo. Este sabor se consigue sin añadir endulzantes sino por los azúcares naturales, que se desarrollan en el proceso de cocción lenta.

Para mí la ryzhenka es una buena cena tardía, un desayuno o incluso una comida. Es un producto muy sano que carece de bacterias externas. Otra cosa fantástica es que es un ingrediente perfecto para hornear. Mi abuela me enseñó a utilizar ryazhenka en vez de leche, yogur o kéfir en los panqueques y es uno de mis secretos. Lo creas o no, desde entonces siempre me preguntan qué es lo que hace especial a mi repostería. Puede parecer difícil de preparar, pero en realidad es muy sencillo. Solo hay que juntar los ingredientes, encontrar diez minutos para prepararlo y olvidarse durante horas mientras fermenta.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche cocida al horno
  • 3 cucharadas de nata agria

Preparación:

En caso de que no encuentres leche cocida en las tiendas, se puede hacer con leche normal. Echa la leche en una olla y deja que llegue a cocer. Luego coloca la leche caliente en el horno, ponla a 100ºC y hornea durante 5-6 horas, hasta que se forme una corteza marrón y dorada. Todo lo que tienes que hacer es retirar la corteza y disfrutar de la leche con sabor a caramelo.

Para hacer la ryazhenka, caliente la leche hervida en una olla hasta los 35-40ºC.

Toma tres cucharadas de nata agria y mézclalas con 100 ml de leche calentada, hasta que tenga una textura suave. Aquí ya tienes zakvaska, una base fermentada que transforma la leche en ryazhenka.

Echa la zakvaska en una olla con el resto de la leche calentada y mezcla hasta tener la misma consistencia. Echa la ryazhenka en vasos y deja a temperatura ambiente, cubierta por un paño. Espera hasta que la ryazhenka se espese, normalmente suele tardar entre cuatro y diez horas, pero lo mejor es ir mirando cómo va cada hora. En cuento notes que la ryazhenka ha espesado, ponla en la nevera. Si se deja la ryazhenka demasiado tiempo a temperatura ambiente toma un sabor amargo.

La textura de la ryazhenka depende de la cantidad de nata agria. Cuanto más tenga, la ryazhenka será más espesa. Personalmente, me gusta más cuando es un poco crujiente por la parte de arriba y pegajosa por dentro.

¡Que aproveche!

Los rusos tienen su propia versión del dulce de leche, te lo presentemos aquí

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies