Guía para descubrir los ocho manjares más dulces de algunas regiones de Rusia

Para obtener el verdadero sabor de los postres del país, debes atreverte a ir más allá de los helados y el chocolate 'Alionka': ¡explora las distintas regiones rusas! Cada una tiene su propia delicia

1. Región del Volga

Esta área es famosa por producir pomadka, una especie de dulce de leche ruso. Gozó de mucha popularidad en la época soviética debido a su sabor cremoso y al hecho de que era fácil de hacer. La pomadka simplemente contiene mantequilla, leche y azúcar. Esta delicia sigue siendo popular hasta el día de hoy y muchos turistas que visitan la región del Volga lo compran para llevar a casa. Sin embargo, los lugareños aseguran que en los últimos años el sabor de la pomadka ha empeorado, pero sigue siendo un gran símbolo gastronómico regional.

2. San Petersburgo y la región de Leningrado

Una de las golosinas más nostálgicas que puedes encontrar en San Petersburgo es el pastel poliarni (Polar). Mi abuela dice que le encantaba en su época de estudiante. Ella vivía en una ciudad donde no se vendía este producto, pero era tan fanática que siempre le pedía a alguien que le trajera algo de San Petersburgo (entonces Leningrado).

El pastel tiene un sabor a helado muy distinto: está hecho de numerosas capas de gofre cubiertas con crema de mantequilla. Se produce en la región de Leningrado y solo se vende en un puñado más de ciudades rusas. Así que si te cruzas con alguno, asegúrate de hacerte con al menos un par para degustar durante el viaje.

3. Siberia

¿Quieres experimentar el verdadero espíritu siberiano? Prueba una especie de mermelada rusa llamada “varenie de piña”, una delicia tradicional de Siberia hecha con piñas de cedro, pino, o abeto verdes. Si esta descripción no te seduce, debes probarla antes de desecharla. ¡La amarás!

Otra especialidad siberiana famosa es la omichka: primero se produjo en una fábrica de Omsk (en 1971) e inmediatamente se hizo popular en todo el país. El postre es un híbrido de crema de mantequilla dulce y queso procesado salado, bastante inusual pero te aseguramos que vale la pena probarlo.

4. Región de Tula

El prianik de Tula es un dulce símbolo nacional de Rusia. Hoy puedes comprarlo en todo el país, pero la versión auténtica solo existe en la región de Tula. Aquí, los prianiki todavía se hacen usando métodos tradicionales. Es un manjar absolutamente único, hecho con un ligero relleno de miel, hojaldre, frutas, bayas o leche condensada. Otra cosa buena es que hoy los prianiki se producen también como dulces recuerdos de viaje.

5. Cáucaso

El Caúcaso es famoso por sus postres naturales y saludables, como la churchjela, disponible gracias a todas las frutas y nueces de la región. A pesar de que se supone que la churchjela es un dulce georgiano, los caucasianos lo adoptaron y lo convirtieron en firma de la marca local: puedes encontrarlo en casi cualquier mercado. La churchjhela está hecha de nueces, harina común y jugo de uva y tiene un sabor muy amplio: resulta una excelente alternativa al chocolate y los dulces.

6. Kolomna (Región de Moscú)

Esta pequeña ciudad situada en la región de Moscú es famosa en toda Rusia por una exquisitez específica: kolómenskaia pastilá. La pastilá es un postre ruso tradicional hecho con un solo ingrediente: manzanas. La kolómenskaia pastilá difiere de la versión original en que contiene azúcar y claras de huevo. También tiene una consistencia grumosa inusual. La primera mención de este tipo de postre se remonta al siglo XVIII.

7. Región de Vólogda

Vólogda es la llamada capital láctea de Rusia, porque aquí se producen muchos productos de alta calidad a base de leche. La mantequilla de chocolate podría ser quizás la más deliciosa de todas. Puede parecer que no hay nada especial en esto, que se trata de una simple mezcla de cacao y mantequilla, pero espera a probarla en tostadas o bollos.

8. Kamchatka

¿Alguna vez has oído hablar de la Camariña? El Lejano Oriente de Rusia es conocido por la presencia de este arbusto poco común. Además, los lugareños hacen varenie con sus bayas. El sabor es único, ligeramente ácido y rico. Aunque Kamchatka no tiene mucho de qué jactarse respecto su patrimonio de dulces, la mermelada de Camariña es una verdadera especialidad local.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies