¿Se imaginaba que un hormiguero pudiera ser delicioso? ¡Pruebe uno!

Victoria Drey
El “hormiguero“ es un pastel muy apreciado en Rusia que se hizo popular a finales de la época soviética. Los rusos lo llaman 'muravéinik' (hormiguero) debido a su parecido con una colonia de hormigas. Sin embargo, los datos sobre el origen de esta tarta son ambiguos

Existe una creencia común de que el muravéinik deriva de la popular tarta de embudo de Pensilvania y sus equivalentes: el strauben alemán, el jalebi indio, o la tippaleipä finlandesa. Todos estos dulces se preparan con una mezcla en aceite muy caliente y cocinándola hasta que se dora. Luego se pulveriza con azúcar o, a veces, se carameliza.

Bueno, esta relación puede ser cierta, pero en realidad, se trata de un parecido superficial. La mayoría de los dulces que hemos mencionado parecen no tener nada en común con el pastel hormiguero soviético. Dicha descripción es mucho más probable que se parezca al jvorost - un popular postre uzbeko, o al dulce tártaro chak chak pero no a la "tarta rusa de hormiguero". La cuestión es que todos esos postres se fríen, mientras que nuestra protagonista se cocina en el horno, como un pastel. Además, ninguna de estas recetas contiene ningún tipo de crema o relleno, sino que simplemente se rocían con azúcar glas o canela. En el caso de una "hormiguero", está rellena de un tipo de dulce de leche ruso.

Para encontrar una auténtica receta de este postre, debemos dar las gracias a las generaciones de chefs y amas de casa soviéticos. Basicamente, en la confección de este plato, se requiere poco esfuerzo, se usan ingredientes baratos. Durante la época de la URSS, cuando la elección de productos era limitada, unos precios bajos y una técnica simple eran vitales. Es por eso que las amas de casa soviéticas y rusas amaban y todavía aman los pasteles hormiguero: son realmente fácil de hacer y se necesita ingredientes simples. Para aquellos con poco tiempo, incluso hay un truco muy útil: si no quiere hacer la masa usted mismo, puede usar galletas compradas en la tienda, lo que reducirá el tiempo de preparación a la mitad.

Ingredientes para la masa:

  • 200 g de harina común
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de crema agria
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • una pizca de sal

Ingredientes para la crema:

  • 70g de mantequilla sin sal
  • 250 g de leche condensada o dulce de leche
  • 1 cucharada de licor Baileys o similar
  • una pizca de sal
  • virutas de chocolate/amapola ralladas para la decoración

En un tazón grande mezcle la mantequilla derretida, el azúcar, la crema agria y una pizca de sal. Luego, tamice la harina con polvo de hornear en la mezcla y trabaje la masa. Debe ser un poco corta pero bastante elástica al mismo tiempo. Enrolle la masa, envuélvala en una película plástica y déjela enfriar en el refrigerador durante aproximadamente media hora.

A continuación, necesita picar la masa fría: yo uso una picadora de carne recta. Extienda la masa sobre la bandeja de hornear y deje en el horno durante aproximadamente 20 minutos a 180°C (350°F) hasta que se torne ligeramente marrón.

Cuando la masa se haya enfriado, desmenúzela y déjela así. Ahora es el momento de la crema mágica: batir la mantequilla suave con una generosa cantidad de dulce de leche, agregar una pizca de sal y la estrella del espectáculo: una cucharada de licor. Prometo que le dará a su crema un sabor rico y único.

Cuando la crema esté lista, agréguele la masa crujiente y mezcle bien. Ahora puede formar pasteles con sus manos o usar un molde de silicona. Las cantidades que les indicamos son las pensadas  para conseguir seis pasteles pequeños. Si quiere hacerlos grande, solo duplique los ingredientes.

Ahora todo lo que tiene que hacer es poner sus pasteles de hormiguero en el refrigerador durante aproximadamente 3 horas y luego servirlos con semillas de amapola o chocolate rallado. ¿No parece que cientos de hormigas se arrastran sobre sus hormigueros?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más