Ensalada rusa Vinegret: superfácil y supertradicional

Legion Media
Amado por los rusos, este plato es un ingrediente esencial para cualquier fiesta, especialmente la celebración del Año Nuevo. Curiosamente, hay un dato que poca gente conoce. Desde una perspectiva histórica, la Vinegret realmente no se puede llamar un plato ruso. Entonces, ¿por qué se la considera parte de la cocina tradicional rusa?

Esta ensalada rusa tiene una historia bastante interesante porque no surge en Rusia, y vino del extranjero, aunque los historiadores no están seguros cuándo exactamente. Los momentos más probables son el reinado de Catalina el Grande (1762-1796) o Alejandro I (1801-1825). Sin embargo, el origen de la Vinegret sigue envuelto en misterio.

Sin duda el nombre de la ensalada deriva de la palabra francesa "vinagreta" - una salsa que consiste en vinagre y aceite vegetal. Efectivamente, ambos ingredientes son parte de la receta de la Vinegret, aunque el vinagre en Rusia fue sustituido por jugo de limón. La Vinaigrette en sí es una salsa exquisita, pero no se corresponde con la receta super-fácil de la ensalada Vinegret.

Para los ciudadanos soviéticos, la Vinegret era verdaderamente maná caído del cielo: sabrosa, barata y saludable al mismo tiempo. Muchos ingredientes raros y (o de gourmet) para otros platos eran imposibles de obtener en la URSS debido a la escasez de alimentos, pero la Vinegret nunca perdió su terreno, y se convirtió en una parte integral de la vida rusa y su cocina. De hecho, hay incluso un refrán en ruso que asegura que cualquier mezcla se puede llamar Vinegret.

Y es que las recetas de Vinegret varían, y algunas son bastante exóticas, con algas, filete de arenque o manzanas. Pero los ingredientes esenciales siguen siendo remolacha, zanahorias, patatas, jugo de limón (o vinagre) y aceite vegetal. A continuación le ofrecemos una de las recetas más tradicionales de esta ensalada, la que las amas de casa soviéticas usualmente servían a los huéspedes.

Ingredientes:

  • 300 g de remolacha
  • 150 g de zanahorias
  • 150 g de patatas
  • 150 g pepinos encurtidos
  • 150 g de guisantes enlatados o congelados
  • 100 g de cebollas
  • 4-5 cucharaditas de jugo de limón
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 4-5 cucharadas de aceite vegetal

Como hacerla:

  1. Hervir las remolachas sin pelar durante 30-40 minutos. Enfriar, pelar y hacer dados. Hervir las patatas sin pelar. Enfriar, pelar y hacer dados. Hervir las zanahorias sin pelar durante 20-30 minutos, y enfriar, pelar y cortar en dados. Hacer dados de pepino fresco.
  2. Si usted decide usar guisantes congelados, colóquelos en el agua hirviendo y hierva durante 2-3 minutos.
  3. Pique cebolla. Mezcle con remolacha, zanahorias, patatas, guisantes y cebollas. Agregue el jugo de limón, la sal y el aceite vegetal. Mezcle.

Poner en la nevera durante 2-3 horas, servir frío.

Lea más