Qué piensan en Rusia sobre el informe de ciberataques elaborado por la CIA

10 de enero de 2017 Ekaterina Sinélschikova, RBTH
En Rusia han recibido con gran perplejidad el informe de los servicios de inteligencia estadounidenses titulado “Valoración de las acciones e intenciones de Rusia durante las recientes elecciones en EE UU”, que contiene acusaciones directas contra el presidente Vladímir Putin de organizar ataques informáticos para intervenir en las elecciones estadounidenses. La principal queja de los políticos y parte de la sociedad rusa ha sido que la versión publicada no contiene ninguna prueba convincente y esta ha sido.
Senate Armed Services Committee hearing on foreign cyber threats
Fuente:Reuters

Moscú ya está “realmente cansada” de estas acusaciones. Así comentaba el Kremlin el documento conjunto de la CIA, la NSA y el FBI. “Sabemos que nuestros socios estadounidenses han llevado a cabo varias cazas de brujas en distintas etapas de su historia”, declaraba Dmitri Peskov, secretario de prensa de Putin. Pero estas crisis emocionales pasan y son reemplazadas por enfoques más serenos, señalaba Peskov, subrayando una vez más que Moscú, los miembros del gobierno y sus departamentos no guardan ninguna relación con los ataques informáticos

La Duma Estatal ha calificado de “ofensa” el documento de los servicios de inteligencia, una ofensa contra el pueblo estadounidense. Y es que la mitad de la versión pública de este informe está dedicada a la actividad del canal de televisión Russia Today (RT), que durante la campaña dio una clara preferencia al candidato republicano Donald Trump y presentó a la demócrata Hillary Clinton de forma negativa.

“Las declaraciones de que los recursos informativos rusos pudieron influir seriamente en la opinión de los electores estadounidenses son una ofensa directa para la opinión pública de EE UU”, declaraba el director del comité de la Duma Estatal sobre política de la información, Leonid Levin. Aún más humillante para el sistema político de EE UU es la afirmación de que “la publicación de varios hechos sobre uno de los partidos supuso una amenaza para los 200 años de estatalidad estadounidense”, opina el diputado ruso.

La portavoz oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, María Zajárova, se limitó a hacer un comentario irónico en Facebook: “Me parece que si algo rompieron los “hackers rusos”, fueron dos cosas: el cerebro de Obama y, por supuesto, el propio informe sobre los “hackers rusos”.

Han sido los rusos

La prensa afín al gobierno ruso se ha mostrado igualmente crítica con este “sensacionalismo” estadounidense, llamando la atención sobre la parte del informe en la que los propios autores reconocen que “algunas conclusiones” se han sacado de las declaraciones de los políticos rusos, las publicaciones de los medios de comunicación rusos y las publicaciones en las redes sociales.

“En EE UU han redactado un informe sobre ciberataques basándose en la TV y en Twitter”, afirman en el periódico Vzgliad.

Decir que, como los políticos rusos celebraron la victoria de Trump en las elecciones, están implicados en los ataques a muchos les ha parecido una afirmación extraña [por ejemplo, en el informe se indica como una de las pruebas una cita del líder del LDPR, Vladímir Zhirinovski: “¡Si [Trump] gana, el 9 de noviembre beberemos champán!”]. Esta alegría es comprensible, ya que no es ningún secreto que los políticos rusos no querían que continuara la política de Obama en las relaciones con Rusia y, por lo tanto, no deseaban que ganara Hillary Clinton, comenta en directo para la emisora de radio Kommersant-FM el politólogo experto en relaciones internacionales Mijaíl Troitski. “Que se alegraran de ello no significa que hubieran intentado ayudarle”, concluye el experto.

Algunos usuarios rusos de Facebook reaccionaban a la inconsistencia de las pruebas (en realidad, ausencia de pruebas en la versión pública) con bromas como: “¡¡¡Exclusiva!!! ¡Informe de los servicios de inteligencia suecos y alemanes a la ONU el 8 de enero de 2017! ¡¡¡Los hackers rusos han roto el hielo del lago Chudskoye en 1242!!!”.

Lo más importante: se juegan su reputación

La parte confidencial del informe podría contener pruebas, pero esta solo se ha presentado al equipo de Trump, al de Obama y al comité de inteligencia. Lo único que se ha informado a la sociedad son las conclusiones de la parte que no contiene nada convincente.

“Sin la parte importante, el informe parece algo totalmente inútil. No ofrece ninguna conclusión nueva ni, como nos prometían, ningún argumento convincente”, escribe en las redes sociales Leonid Vólkov, miembro de la oposición y compañero cercano de Alexéi Navalni, quien añade que los autores “aportan unas conclusiones mediocres presentando como pruebas “el rastro de la actividad digital de RT en las redes sociales” en forma de distintos gráficos”. “En pocas palabras, quiero creer que los análisis de la parte confidencial del informe se hayan llevado a cabo a un nivel más serio”, escribe Vólkov.

Lo cierto es que ahora no se trata de hasta qué punto es veraz el informe de los servicios de inteligencia, opinan en Rusia. Lo más importante es el clima político que se está formando y que es igual de real que el propio informe, señala Troitski. Y su importancia estriba en que el informe está firmado por todos los servicios de inteligencia estadounidenses. “Los representantes de estos servicios se juegan su reputación profesional, incluso su carrera, sacando estas conclusiones… Y el riesgo para su reputación es bastante alto”.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook