¿Es posible encontrarse con un tigre en Rusia?

Getty Images
No creerás que sólo los osos andan por las calles de Rusia, ¿verdad? El Extremo Oriente es el hogar del tigre más septentrional y más raro del mundo, el tigre de Amur.

Los tigres suelen asociarse a las selvas salvajes y a los países cálidos de Asia. Pero, ¿te imaginas a este felino salvaje y rayado en la nieve? El tigre de Amur es el más septentrional de esta familia y el más grande.

¿Dónde vive el tigre de Amur? 

“Kisunya, ve a dar un paseo. Agarra las cañas de pescar, vamos a pescar", un vídeo en el que los habitantes de Primorie se encuentran con un joven tigre de vacaciones se hizo viral al instante en Rusia. El felino se acercó mucho a las personas y se limitó a observar lo que habían cazado. Y al final, ¡sorpresa!, tomó un cubo de pescado con los dientes y salió corriendo hacia la taiga.

Hay bastantes vídeos de este tipo en Internet, pero son raros los que no tienen palabrotas. Esto es comprensible: el enorme tamaño del animal pone nervioso hasta al más intrépido. Imagínate, un depredador rayado de dos metros de largo que pesa un par de centímetros se acerca a ti.

Los tigres de Amur (también conocidos como tigres de Ussuri o tigres siberianos) viven en el este de Rusia, en los bosques salvajes de la taiga de las regiones de Jabarovsk y Primorie y en la región de Amur. Hoy en día son algo más de 500 en el territorio ruso, y un par de docenas más en China. Esta especie de tigre se considera muy rara y está bajo protección.

Se diferencian de sus congéneres del sur no sólo por su mayor tamaño, sino también por su mayor resistencia a las heladas. A los tigres les crece un grueso pelaje y una capa de grasa de cinco centímetros en el estómago en invierno.

Otra peculiaridad es que las hembras tienen grandes manchas blancas en las orejas. Cuando aparecen los cachorros, su madre les pone las orejas de tal manera que las manchas son visibles por la noche, y las crías no se pierden.

Cada tigre tiene su propio territorio, bastante amplio, de unos 500-600 kilómetros cuadrados. Los científicos creen que el tigre de Amur puede permanecer en su territorio toda la vida si hay suficiente comida.

¿Buscan el contacto humano?

En general, a los animales salvajes no les gustan las carreteras ruidosas ni los ruidos fuertes, por lo que intentan mantenerse alejados de la gente, aunque de vez en cuando se pueden ver en los pueblos. Los habitantes de las pequeñas aldeas suelen encontrarse con huellas de tigre cerca de sus casas si no están lejos de la taiga. Por supuesto, les atraen las presas fáciles: no, no personas, sino ovejas, borregos e incluso perros.

En este vídeo, los automovilistas se encuentran con un tigre en la carretera entre Vladivostok y Ussuriysk. Hay una línea de ferrocarril en las cercanías. Pero el tigre salió a pasear de todos modos. “Más despacio. ¡А! ¡Gatito! ¡Mira, una belleza!”

“Sentado en casa, en el sofá, está bien decir “qué bonito", "guapo", etc. Pero cuando ese felino está tumbado en medio del pueblo debajo de un tractor esperando a alguien, no es nada bonito ni genial”, escribe Aliona, de Jabarovsk. - Hay muchos corzos, sólo que es difícil atraparlos. Estaba tan frustrado que a las 8 de la tarde vino a la carretera a mirar".

En el territorio de Jabarovsk, los expertos recibieron más de 280 informes sobre tigres en zonas residenciales en 2021, de los cuales la mitad fueron confirmados. En Primorie se han confirmado un centenar. En cada caso se reúne un grupo de trabajo.

“A veces ocurre que la gente ve una huella cerca de un pueblo y llama enseguida. Resulta que el tigre pasó por allí”, dijo Alexéi Surovy, jefe del Departamento de Protección de la Fauna de Primorie. Explicó que los tigres suelen atacar a los animales domésticos que se quedan en el bosque y a los perros, pues los perciben como lobos, sus enemigos naturales. “Los ataques a humanos son muy raros”, dijo

El Centro del Tigre de Amur, que publica regularmente vídeos de encuentros con tigres (e inserta “gruñidos” en lugar de palabras malsonantes), recuerda que hay que mantener la calma y no ceder a la histeria al encontrarse con un depredador. Sienten su miedo con mucha fuerza. Y aquí hay una clase magistral de los trabajadores de la taiga.

“Hombre, ¿a dónde vas? Salgan de aquí”.

LEE MÁS: El tigre de Amur y el leopardo del Lejano Oriente: abandonan la lista de peligro de extinción

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies