10 objetos extraños que solo se encuentran en la maleta de un turista ruso

Legion Media, Pixabay
Comprueba si compartes alguno de estos hábitos. También te puede servir de inspiración a la hora de empacar.

Un turista ruso puede hablar con fluidez idiomas extranjeros y parecer bastante discreto, pero hay cosas que lo delatarán. Hablamos del contenido de su maleta.

10. Alforfón, salchichas y semillas de girasol

Muchos turistas rusos cuando salen al extranjero se llevan consigo cereales, alimentos preparados o enlatados. Hay varias razones para ello. En primer lugar, no a todo el mundo le gusta la comida que se sirve en aviones y trenes. Además, es una manera de ahorrar, ya que los restaurantes y cafés en Europa y América son mucho más caros que en Rusia, incluso que en Moscú. Por eso la gente se lleva algunos alimentos básicos: alforfón (se le añade agua hirviendo), bocadillos de mortadela, galletas y semillas de girasol.

9. Carbón activado

Se trata de una medicina rusa que se lleva para hacer frente a los posibles problemas estomacales causados por la comida extranjera. Por cierto, es carbón de verdad, y no solo se trata de un nombre. El carbón es un adsorbente natural que se usaba para filtrar el agua en el siglo XVIII. En Rusia las píldoras de carbón activado son todavía muy populares como remedio efectivo y barato contra la indigestión.

8. Yodo

Otro medicamento que se llevan los rusos al extranjero es un antiséptico. Se utiliza para tratar cortes y moretones. Anteriormente solo estaba disponible en forma líquida, mientras que hoy en día se empaqueta para poder llevar en el equipaje de mano.

7. Pantuflas

Si visitas a algún ruso en casa lo más probable es que te invite a cambiar de zapatos. Las pantuflas son cómodas, calurosas y protegen la casa de la suciedad y el polvo de la calle. Hay muchos chistes sobre turistas rusos que salen de los hoteles con más equipaje que cuando se registraron, es decir, que se llevan consigo las toallas, los albornoces y las pantuflas. ¿Y por qué no si todos estos artículos son muy útiles cuando se va a la bania en la dacha?

6. Cigarrillos

Cada año el precio del tabaco sube en Rusia, como parte de una campaña contra el tabaquismo. Sin embargo, sigue siendo mucho más barato que en el extranjero. Por eso los turistas fumadores se abastecen de cigarrillos antes de salir.

5. Plancha de viaje

A los rusos no les gusta usar ropa arrugada ni siquiera en vacaciones. En Rusia se venden planchas pequeñas en muchos supermercados, pero encontrar una cuando se necesita durante las vacaciones puede resultar un poco difícil. En la mayoría de los hoteles no hay planchado gratuito, así que cuando se viaja en familia, puede resultar muy caro. Así que una plancha de viaje ocupa poco espacio en la maleta y es fácil de usar en cualquier superficie, incluso en una cama o un escritorio en una habitación de hotel.

4. Rizador de pelo

¿No tienes una plancha de viaje? Esto no es un problema si tienes un rizador en tu equipaje. ¿Sabías que puede utilizarse para planchar e incluso secar la ropa y no solo para peinar el cabello? Es muy cómodo y compacto.

3. Zapatos de tacón alto

No importa si van a acampar o si se van de vacaciones a un hotel con todo incluido, las mujeres rusas a menudo llevan en su maleta un vestido de noche y zapatos de tacón alto. Nunca se sabe cuándo se puede conseguir una invitación a una cena de gala. Y aunque no haya tal invitación, siempre pueden vestirse para una hermosa sesión de fotos en algún lugar cerca de las ruinas de un antiguo castillo.

2. Vodka y dulces

Por lo general los turistas llevan de vuelta a casa recuerdos de sus viajes al extranjero. Los rusos, en cambio, se llevan recuerdos de Rusia para repartir a los lugareños. Es cierto que lo hacen. Estos recuerdos suelen ser tanto para los amigos como para los parientes en el extranjero, pero también para la gente amable que pueden conocer en sus viajes. Por eso los rusos llevan consigo vodka, chocolate, matrioshkas y otras cosas típicas de Rusia.

1. Calentador de agua portátil

Beber té es una parte importante de la cultura rusa y muchas personas lo echan de menos cuando viajan al extranjero. Llevar una tetera no es realmente una opción, pero un calentador de agua portátil sirve perfectamente. Si hace falta, en tan solo cinco minutos ya está listo el té y el trigo sarraceno cocido.

El turismo ruso, ¿deseado pero impopular?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies