5 razones para visitar el convento Novodévichi de Moscú

Global Look Press
Este conjunto monumental es un lugar de gran importancia histórica y religiosa, además de un bello lugar para descansar muy cerca del centro de la agitada ciudad.

1. Rico en historia imperial de Rusia

Iliá Repin, ´La zarevna Sofía Alekséievna durante su reclusión en el Monasterio Novodévichi´ (1879)

Novodévichi sigue funcionando como convento y está tan profundamente inmerso en la historia ortodoxa como se puede llegar a estar. El rico legado religioso se remonta a la conquista de Smolensk por parte de Moscú y a la posterior construcción de la catedral del mismo nombre en 1524. Esto crea inevitablemente un ambiente de aire antiguo.

Curiosamente, el convento que poco a poco se fue estableciendo en el lugar, se convirtió en un hogar para mujeres nobles, algunas de ellas se mudaron allí más a regañadientes que otras -por ejemplo, la hermana del zar Pedro I, Sofía, fue encarcelada allí una vez que el joven zar alcanzó la mayoría de edad, al igual que Eudoxia Lopujiná, su primera esposa.

La pequeña comunidad del convento Novodévichi (en su mayoría femenina) prosperó durante los siglos XVII y XVIII. Se estableció un hospital, un refugio para veteranos y un orfanato. Este centro religioso eran tan significativo a nivel espiritual y político que durante la invasión de 1812, Napoleón consideró que su destrucción era algo de importancia vital. Sin embargo, fue salvado por sus residentes.

El convento ha estado notablemente bien conservado durante gran parte de su existencia y pocos lugares de Moscú encarnan el entorno espiritual de la ortodoxia como lo hace este.

2. Alberga algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura clásica de Rusia

El estatus de élite del convento implica que entre los catorce edificios y las cuatro impresionantes catedrales que se encuentran entre sus confines haya algunos de los ejemplos más impresionantes de la arquitectura de Rusia. La catedral de Smolensk, de cinco cúpulas, construida para parecerse a la catedral de la Asunción del Kremlin, es la principal atracción, con impresionantes paredes blancas y una prístina cúpula de cebolla dorada como pieza central. Su interior dorado tampoco es menos espectacular, ya que alberga la impresionante colección de frescos de la catedral.

Las otras catedrales del convento- en concreto la iglesia de la Puerta de la Intercesión, de color rojo sangre- son algunos de los mejores ejemplos del barroco moscovita del siglo XVII. Otro ejemplo es el campanario octogonal que, con sus impresionantes 72 metros de altura, fue en su día la segunda construcción más alta de la ciudad, eclipsada únicamente por el campanario de Iván el Grande del Kremlin.

Yuxtapuesto a un telón de fondo urbano, la notable arquitectura de Novodévichi hace que este convento sea una pieza fundamental del paisaje moscovita.

3. En su cementerio hay gran cantidad de personalidades de la historia moderna de Rusia

Justo fuera de los terrenos del convento se encuentra el cementerio de Novodévichi, relativamente nuevo al que solo puede acceder la flor y nata de la sociedad. Inaugurado en 1898, cuenta con las tumbas de muchos artistas legendarios como Chéjov, Gógol, Shostakóvich, Eisenstein, Bulgákov y Maiakovski, así como miembros de la élite política como Jrushchov, Yeltsin o Nadiezhda Allilúieva (la segunda esposa de Stalin). No hay duda de que es el lugar más fascinante de Moscú para buscar tumbas de famosos.

4. Cuenta con una de las mejores colecciones de iconos de la ciudad

Aunque se dice que el icono de Nuestra Señora de Smolensk (en cuyo nombre se construyó la catedral de Smolensk) fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, la catedral cuenta con un iconostasio impresionante. Esta obra mural de madera de cinco pisos fue mayormente creada a finales del siglo XVI, en la época de Borís Godunov y es como una auténtica explosión de color. Por su parte, el conjunto de iconos barrocos del siglo XVII tallados en oro fue añadido por los principales pintores de la época, Simeón Ushakov y Fiódor Zúbov. Podría decirse que es la muestra religiosa ornamentada más impresionante de toda la ciudad.

5. Sus parques y lagos son los lugares más tranquilos del centro de Moscú

A un lado del parque Novodévichi se encuentra el río Moscova y, al otro, el propio convento, lo que hace que el conjunto sea más impresionante son también los estanques cristalinos y las murallas de estilo Kremlin que lo conforman. Pintoresco y a poca distancia del centro de la ciudad, el parque Novodévichi es el lugar ideal para pasear durante todo el año, adaptándose igual de bien a la nieve en invierno y al verde estival.

10 impresionantes iglesias de Moscú, no muy famosas, pero que merecen una visita.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies