Lago Moguílnoie, maravilla natural del Ártico, a punto de desaparecer

Serguéi Korsun (CC BY 3.0)

El lago Moguílnoie, situado en la isla de Kildín, en el mar de Barents, cerca de la costa de la península de Kola (noroeste de Rusia), está experimentando cambios sorprendentes pero terribles, informa la Universidad Estatal del Ártico de Múrmansk.

Hasta hace poco esta masa de agua era un lugar de gran interés científico, ya que tenía la singularidad de estar dividida en tres capas: agua dulce en su superficie, agua de mar en su centro y una capa hidrosulfúrica tóxica en sus profundidades. Sin embargo, aunque su composición fisicoquímica y sus características biológicas han permanecido inalteradas durante mucho tiempo, en los últimos diez años se ha observado una dinámica importante que ha llevado a la total desaparición del agua dulce y a un aumento de dos metros de la capa tóxica.

“Estos cambios son absolutamente negativos ya que el lago pierde su singularidad. Es el hábitat de poblaciones animales y vegetales que son como reliquias, en particular el bacalao de Kildín. Sin embargo, debido a los cambios en el Moguílnoie, su biodiversidad está disminuyendo”, afirma Piotr Strelkov, jefe del proyecto “Cuna del Bacalao del Lago”,  que organizó una tercera expedición científica a la isla.

Según él, este fenómeno se debe a que el afluente del lago se ha secado completamente. Desgraciadamente pronto hará honor a su nombre, ya que Moguílnoie significa “de la tumba” en ruso.

Descubre estas curiosidades geográficas de Rusia. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies