¿Qué se están llevando de Rusia a casa los aficionados al fútbol de todo el mundo?

Vitali Nevar/TASS
Algunos se decantan por las tradicionales ‘matrioshkas’ o las ‘ushankas’, los típicos gorros rusos, mientras que otros han decidido tatuarse.

Quizá el fútbol, uno de los deportes más populares del mundo, sea una de las herramientas más eficaces para unir a miles de personas de todo el mundo.

Rusia es la sede del Mundial y ha sorprendido a los invitados que se han acercado hasta el país eslavo. Muchos de ellos se han enamorado del país y de su gente. 

Para recordar esta experiencia única y celebrar la diversión que han tenido, los hinchas están comprando recuerdos, e incluso se están haciendo tatuajes con temas rusos.

Demanda de souvenirs

Según Visa, socio oficial de la FIFA, los aficionados que han llegado a Rusia desde todo el mundo han estado gastando entre 50 y 60 dólares al día durante los primeros cinco días de competición. Los grandes gastos se concentran en Moscú, San Petersburgo y Sochi.

“Ya he gastado 15.000 rublos (237 dólares) en souvenirs. Pero en cualquier caso compré una ushanka, revela un aficionado de México.

Y no está solo. Si bien hay cierta demanda de cosas como botas de fieltro válenki, el balón oficial de Telstar, el chocolate ruso o la mermelada, hay objetos que son claramente líderes entre los aficionados extranjeros. El sombrero ushanka, así como las muñecas matrioshkay los juguetes de Zabivaka (la mascota oficial) son las opciones más populares entre los turistas este año, según una encuesta realizada por el sitio web de reservas de alojamiento tvil.ru.

“Obviamente tenemos ámbar y joyas, pero hay gran demanda de matrioshkas. Los extranjeros las compran en cantidades industriales”, dice Elena, empleada en una tienda de souvenirs en Kaliningrado. “No recordamos cuándo vendimos tantas matrioshkas en un periodo de tiempo tan breve”.

Tatuados de por vida

También hay quienes quieren que sus recuerdos sean más duraderos. Los tatuajes con temas rusos y del Mundial están de moda en los estudios de tatuaje de Moscú, San Petersburgo y otras ciudades sede.

“El negocio va bien. Vienen unos tres o cuatro extranjeros todos los días a hacerse un tatuaje, la mayoría con símbolos del Mundial”, afirma Alexánder Sipkin, dueño del estudio “Dragon”, situado en el centro de Moscú. “Se ha convertido en una auténtica tendencia. Los que no tienen tiempo para terminarlos, están planeando volver después del torneo para disfrutar más del país y dejar que nuestros artistas completen su trabajo”.

“Me hago tatuajes en diferentes países y ciudades. El primero me lo hice en mi México natal; el  segundo, en Nueva York; el tercero, en Las Vegas y ahora estoy haciéndome uno en Moscú. Aquí hacen tatuajes de muy buena calidad y a precios decentes”, dice Vicente, que se ha hecho un tatuaje de Zabivaka en el brazo.

“Quiero tener un tatuaje que marque mi viaje a Rusia con mis amigos”, dice una joven brasileño-colombiana, que se tatuó un mapa de Rusia con los colores de sus países de origen. “Un amigo y yo nos hemos hecho los mismos tatuajes, en la misma parte del cuerpo para recordar nuestro tiempo aquí”.

¿Qué más?

Pero no todo son tatuajes y souvenirs. Algunos turistas están comprando productos básicos rusos como grechka (trigo sarraceno), mientras que otros optan por las experiencias y pasárselo bien.

Hay cosas, como pedirles a los músicos callejeros que toquen tu canción favorita, hacer un tour por la ciudad o comprar toda la cerveza en Nizhni Nóvgorod (los suecos lo hicieron), que pueden requerir una cierta inversión, pero otras, como cantar en grupo o bailar con bellezas rusas, son gratuitas. ¿Y qué son estas cosas si no los mejores recuerdos que perdurarán toda la vida?

Estas son algunas de las bellezas que han venido hasta Rusia para animar a sus selecciones favoritas.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies