Kíneshma: vive como un comerciante de la era imperial en esta ciudad rusa

Este asentamiento ha conservado su centro medieval, y hoy en día es un destino popular para los viajeros.

¿Cómo vivían los mercaderes rusos hace siglos? No muchos lugares del país han conservado su arquitectura antigua original. La ciudad de Kíneshma, del siglo XV, situada en la región de Ivánovo (400 km al oeste de Moscú) es un lugar excepcional que atrae a miles de turistas cada año. A partir de mayo, los cruceros hacen escala aquí, de entre tres y 18 horas, por lo que resulta ser una parada excepcional durante un viaje por el Volga. ¡No puedes perderte estos interesantes lugares!

Antiguas casas de comerciantes

Kíneshma sobrevivió al saqueo de los mongoles, a la opríchnina de Iván el Terrible, a la invasión polaca, y salió ilesa de la Gran Guerra Patria. A pesar de que la ciudad de madera se ha incendiado varias veces, muchos edificios de piedra han sobrevivido en buenas condiciones, así como el trazado original de sus calles. El centro de Kíneshma está incluido en la lista de lugares históricos de Rusia, por lo que literalmente, al visitarla estás viajando al siglo XVIII.

Además de imponentes iglesias, echa un vistazo a las típicas casas de comerciales de dos niveles: la primera planta está hecha de piedra y era para su uso doméstico. Los propietarios vivían en el piso superior de madera, que era mucho más acogedor y cálido. Puedes encontrar muchos de estos edificios en la calle Lenin, algunos de los cuales todavía funcionan como viviendas.

Hay casas muy curiosas. Por ejemplo, los edificios de la calle Sovétskaia (29-33) pertenecieron en su día a Piotr Baránov, "propietario de la ciudad", como se le llamaba a finales del siglo XIX. Esta finca fue diseñada en estilo ruso-bizantino y decorada con elementos típicos de las casas de los viejos creyentes.

Casa Baránov.

Al pasear por la ciudad se pueden observar chimeneas y fábricas de ladrillos rojos que recuerdan la época en que Kíneshma era famosa por ser una ciudad de artesanos que fabricaban artículos textiles y de cuero. Los historiadores locales afirman que incluso el Almirante Nelson navegó usando una vela fabricada por Kíneshma!

Un paseo por el bulevar Volzhski

"Kíneshma" se traduce como "aguas profundas y oscuras". De hecho, el agua ha sido durante mucho tiempo de vital importancia para el comercio y la vida de la ciudad. La calle peatonal principal toma su nombre del río local. El bulevar Volzhski, justo encima del malecón del Volga, comienza en el puerto fluvial y recorre los principales hitos de la ciudad. El bulevar es uno de los paseos preferidos por los lugareños y turistas: se disfruta de la encantadora vista del tranquilo Volga y permite relajarse en uno de sus miradores. Aquí encontrará restaurantes con cocina rusa y manjares locales: por ejemplo los Pasteles de Kíneshma fritos con carne y caldo.

Museo de válenki

El museo de la calle Frunze 6 fue inaugurado en 2012 por los Sokolov, una familia de artesanos locales. ¡Es la colección de calzado válenki más grande del país! Valeri Sokolov ha hecho las botas de invierno rusas más pequeñas del mundo (con sólo 6 mm de altura) y la más alta, que tiene una caña de 168 cm. ¿Conoces el relato ruso “La Pulga de Acero”? Bueno, Valeri hizo una herradura de caballo usando una moneda de un kópek.

Mira en este lugar cómo se hacen a mano los válenki, desde el peinado de la lana hasta el acabado de las botas. La hija de Valeri, Svetlana, que también hace válenki con su hermana, puede contarte cosas sobre los secretos de la fabricación casera de estos zapatos tan rusos.

Descubre América

Al otro lado del puente Nikolski hay un barrio llamado "América", que recibió este nombre a principios del siglo XX. Según la leyenda, estaba separado del centro por un denso bosque, y el camino para atravesarlo no nada sencillo, al igual que ir a América. Además, algunos campesinos ricos encontraron refugio en este lugar tras ser desposeídos  de su patrimonio en otros lugares. Eran considerados "inmigrantes ricos", como en América.

La villa abandonada de Sevrúgov

En 1904, Otrada ("Alegría"), propiedad del industrial Piotr Sevrúgov, era uno de los edificios más interesantes de Kíneshma. En fotos de época se pueden ver las impresionantes escaleras de mármol, ventanas altas y verandas semicirculares con columnas. Hoy en día, sólo las baldosas de la terraza son originales. Después de 1917, Sevrúgov partió hacia Francia, y su lujosa casa se convirtió primero en apartamentos comunales y luego en un centro público de recreo. Desde los años 90, la casa ha estado vacía y espera ser renovada.

La finca del Volga también deja una impresión espeluznante y misteriosa. Algunos de los lugareños aseguran que han visto fantasmas, y en 2013 un grupo de psíquicos visitó la mansión para investigar. Los habitantes de Kíneshma esperan que la que una vez fue una hermosa propiedad sea restaurada y devuelta a la vida.

Finca de Alexánder Ostrovski

Si te gusta el teatro clásico ruso, no te pierdas la mansión de Ostrovski en Schelíkovo, donde el padre de la dramaturgia rusa escribió la mayoría de sus obras. Como juez de la corte local, sus historias se basaron en casos reales que escuchó y en la vida real de las familias de comerciantes.

Los vecinos honraron al gran autor bautizando un teatro en su honor. Este abre cada año la temporada teatral con alguna obra suya. El escritor y su familia están enterrados en el cementerio de Nikolo-Berezki, cerca de su finca.

Viaje por el Volga

Tan cautivado estaba Ostrovski por la belleza natural de este lugar que lo llamó la "Suiza del Volga": riberas altas,  bosques pintorescos y casas acogedoras. Si te gusta la naturaleza, empieza con un paseo por el bosque de pinos cerca de la estación de ferrocarril. También puedes conducir hasta Yúrievets, donde nació el director de cine Andréi Tarkovski, visitar su museo y dar un paseo.

Si quieres ver más, entonces explora el Volga en barco. De mayo a septiembre, hay excursiones a lo largo del río. Si tienes un día entero, toma un crucero a Plios, el lugar que inspiró al artista ruso Issak Levitán. Puedes reservar cruceros y excursiones en el centro turístico (Calle Sovétskaia, 1/2).

Si te gustó este texto, pincha aquí para descubrir otros lugares sorprendentes junto al Volga. 

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies