Cómo un fin de semana en Irkutsk y el lago Baikal hará que te enamores de Siberia

Iliá Ipátov
Desde casas siberianas de madera pertenecientes a aristócratas exiliados del siglo XIX, hasta los escenarios de Guerra y Paz o la belleza indescriptible del lago Baikal… una visita a Irkutsk se convertirá en un extraordinario fin de semana siberiano

Cuando los extranjeros piensan en Irkutsk, por lo general visualizan en sus mentes grandes distancias, frío extremo y tal vez en el lago Baikal. Pues bien, resulta que, con una población de alrededor de 600.000 personas, Irkutsk es una de las ciudades más grandes de Siberia, pero también es una de las ciudades más cálidas y soleadas de la región.

En un fin de semana explorando la arquitectura del siglo XIX o el poco conocido lado oeste del lago Baikal, descubrirá por qué Irkutsk es el destino más popular del ferrocarril transiberiano.

Placeres diurnos

Todo viajero experimentado sabe que la mejor manera de explorar una ciudad es a pie. Puedes hacer esto solo o con una visita guiada en 2 o 3 horas te llevará a más de 30 de los lugares más interesantes de Irkutsk. 

Irkutsk en primavera.

Sea o no guiada, en su paseo asegúrese de recorrer el centro histórico de la ciudad. La arquitectura de madera que llena las calles del casco antiguo es impresionante e incluso se incluyó en la lista preliminar de los lugares de patrimonio cultural de la UNESCO.

Preste especial atención a las ventanas de la ciudad antigua: son más grandes que las de las típicas casas siberianas de ese período, a menudo superan un metro de altura, y la mayoría tienen contraventanas (un aspecto que a menudo se pasa por alto en la arquitectura rusa típica).

Según la leyenda, una alta tasa de criminalidad afectó a Siberia durante tanto tiempo que los residentes trataron de proteger sus hogares con estas defensas pesadas y duraderas. Ahora, los intrincados diseños de las ventanas son otra de las encantadoras cualidades de la ciudad.

Si pasea por el malecón del río Angara, camine de regreso a la ciudad a lo largo de la calle Karl Marx para ver el impresionante Teatro Dramático de Irkutsk. Construido en 1850, es uno de los centros dramáticos más antiguos de Rusia en la actualidad, y tiene una noble historia gracias en gran parte a famosos dramaturgos como Alexánder Vampílov y Valentin Rasputin, ambos nativos de Irkutsk.

De hecho, ya que estamos, le invitamos a que camine otros 10 minutos y pase por el maravilloso Centro Cultural Alexánder Vampílov. Pida una visita para conocer la vida y el trabajo de "Chéjov de Siberia".

Museo dedicado a los Decembristas.

A continuación, penetre en un museo dedicado a los Decembristas, un complejo que incluye las casas de los Trubetskói y los Volkonski. ¿Qué es esto? Después del famoso levantamiento de 1825, la mayoría de los rebeldes decembristas fueron exiliados a Siberia. Algunos recibieron permiso del zar para establecerse permanentemente en Irkutsk, donde construyeron las mansiones que se pueden visitar hoy.

Muchas de las esposas de los Decembristas, como es sabido, siguieron a sus esposos al exilio. Estas mujeres se han convertido en iconos de la historia de Rusia por su sacrificio, un símbolo de las mujeres dispuestas a arriesgar todo por sus esposos.

María Volkónskaia, esposa del líder Decembrista, Serguéi Volkonski, siguió a su esposo a Irkutsk, donde la familia vivió en el exilio durante 30 años. En la mansión de Volkonski puedes recorrer su casa, ver sus objetos personales, las obras de arte que crearon e incluso un jardín doméstico de invierno donde Maria Volkónskaia cultivó piña.

Museo dedicado a los Decembristas.

Otra razón para visitar el lugar es explorar la historia de Guerra y Paz. El príncipe Serguéi Volkonski era pariente lejano de Tolstói, así como uno de los héroes personales del escritor. De hecho, Tolstói modeló a uno de los personajes principales de Guerra y Paz, el príncipe Andréi Bolkonski, usando a Serguéi Volkonski como modelo. El museo regularmente organiza eventos, así que trate de acudir a una sesión nocturna de cine de verano, o una "noche en el museo" en invierno.

Tras dar tantas vueltas, probablemente esté hambriento, así que aproveche la mejor cocina de la ciudad. Primero, pruebe las buuzi, que son albóndigas de buriatia. ¡Se deben comer calientes y con las manos, y no olviden tomar primero el caldo! El lugar más popular de la ciudad para tomar las buuzi es el Café Buza en la calle Chernishévskovo.

Buuzi.

Le recomendamos también el rassólnik que sirve comida tradicional soviético-rusa, y permite elegir entre un menú confeccionado con productos de agricultores locales, (incluso hay una presentación de los agricultores con imágenes y cortas biografías). Además, el rassólnik tiene un excelente menú de postres, ¡y quizás el mejor pastel de miel de la ciudad!

Vida nocturna

El centro de la vida nocturna de Irkutsk es el área burguesa conocida como "130 de Kvartal", que tiene una serie de bares, y que le ofrece desde cantar karaoke o simplemente bailar. En toda la ciudad hay bares de karaoke y discotecas, entre los que destacan "Opera", el club de karaoke "No disparen al pianista" y el bar de karaoke "Wild horse".

Para los turistas que son ambivalentes acerca de la vida nocturna típica, pruebe el Anti-café de Irkutsk, que se encuentra en la calle Sujee-Batora. Los visitantes pueden jugar videojuegos, juegos de mesa, ver películas o simplemente pasar el rato. La mayoría de los viernes por la noche, a la vuelta de la esquina de Anti-café, hay un pequeño local subterráneo que alberga noches de jazz. El precio es de unos 200 rublos (3.5 dólares), y puedes disfrutar del jazz hasta medianoche o más tarde.

Baikal

Cuando esté listo para salir de la ciudad, tome un paseo de 50 minutos en marshrutka hacia el lago Baikal, que también es llamado el "pequeño mar", y se trata de uno de los tesoros naturales más grandes de Rusia. Desde Irkutsk, el destino más cercano en el lago es Listvianka, "la puerta de entrada al Baikal".

Baikal.

Listvianka tiene un bullicioso mercado al aire libre que vende hierbas frescas, secas, tés, recuerdos y el famoso pescado omul de Baikal. ¡No se pierdas la oportunidad de comer el delicioso omul en las costas de Baikal!

En invierno, puede acariciar renos, jugar en el lago congelado o disfrutar de un día de esquí en Listvianka. Realice una corta caminata por la estación de esquí y vea el famoso Shaman Kamen, una enorme roca que sobresale justo encima de la superficie del río Angara (la desembocadura del Angara en el Baikal).

En el pueblo Listvianka.

Según la leyenda, en el pasado los delincuentes eran transportados a una roca y se les daba dos opciones: tratar de nadar de regreso a la orilla, o permanecer en la roca y congelarse hasta la muerte. Dicen que no era una gran oferta, porque las aguas del Angara fluyen tan rápido y tan frío que cualquier criminal que intentara nadar se congelaría rápidamente hasta la muerte.

Un enlace a más rutas de senderismo: baikaler.com.

Entre dentro del Museo Baikal de Listvianka y aprenda cosas extraordinarias sobre el lago más grande, más antiguo y profundo del mundo. Por ejemplo, que más del 75 por ciento de las especies de plantas y animales de la región de Baikal son endémicas, lo que significa que no existen en ningún otro lugar del planeta. El museo cuenta con dos nerpa (focas) del Baikal, una de las tres especies de focas conocidas que pueden vivir únicamente en agua dulce. Cómo llegaron a vivir las focas allí todavía es un misterio.

Baikal.

Finalmente, Listvianka tiene una serie de lugares para probar las banias rusas tradicionales. Hoteles como el Baikal Hill Residence, Leyendas del Baikal o el Hotel Mayak ofrecen baniaas, así como lugares más pequeñoss como El Oso Alegre, la Casa de Huéspedes Malina y el Baikal Seasons. С легким паром!

Baikal.

Si se siente con energía, combine su viaje a Listvianka con una visita al Museo Taltsi, (a 20 minutos en coche). El de Taltsi es un museo al aire libre en el río Angara que muestra la arquitectura de madera tradicional de la región. A menudo organiza eventos, vende souvenirs de madera en un mercado al aire libre y en él se puede visitar el hogar del villano ruso de cuentos de hadas por excelencia: la bruja Baba Yagá.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies