Siete maravillas de Siberia que debería visitar antes de morir

Vísperas del verano elegimos siete lugares únicos de esta enorme zona de Rusia y que creemos que hay que visitar al menos una vez en la vida: altas montañas, el lago más profundo del mundo, ciudades llenas de arquitectura de madera y hasta un desierto. Cada viajero encontrará algo de su agrado.

Lago Baikal

Fuente: Shutterstock/Legion-Media

Dónde: Óblast de Irkutsk
Por qué uno debe verlo:  Hoy en día cualquiera que quiera ver imágenes del legendario lago  puede encontrarlas online fácilmente.

Pero ver fotografías del Baikal no es lo mismo que ir hasta allí: el paisaje del lago más profundo de la tierra, que algunos llaman 'mar sagrado', impresionan. Cada año miles de viajeros de todo el mundo peregrinan hasta aquí. Algunas rutas llevan a los turistas a la isla Oljón, otras atraviesan las aguas en lancha, mientras que los aventureros rodean Baikal en bicicleta o a pie.

Un viaje al mar siberiano también significa tener la posibilidad probar algunas especies de pescado únicas, como el omul, admirar la antigua arquitectura de piedra y los monumentos del barroco siberiano. Todo esto se suma a la experiencia de ver  Siberia en su gloria y diversidad.   

Montañas de Altái

Fuente:Lori/Legion-Media

Dónde: krai de Altái, República de Altái

Por qué debe verlo:  Aunque Altái,  igual que Baikal, es uno de los destinos turísticos más populares de Siberia. Se trata de un lugar enigmático, misterioso y lleno de maravillas de naturaleza, un verdadero tesoro para los viajeros.

Cualquier visitante quedará intrigado por los petroglifos, grabados de piedra, y otras antigüedades que abundan en las cuevas de este territorio. Los que aman nadar en los ríos, hacer alpinismo y espeleología encontrarán rutas a su gusto y su forma física. Las familias con niños cuentan con rincones cómodos en los bosques cerca del lago Telétskoe, y los ciclistas pueden hacer un viaje por la famosa carretera de Chuiski,  que atraviesa Altái, y también se puede disfrutar de paseos a caballo por las montañas.  

Arenal de Chara

Fuente:Antón Petrov para RBTH

Donde: el krái de Zabaikalie (a veces conocido como Transbaikal) 
Por qué debe verlo: Es un gran desierto rodeado por taigá, ríos y montañas de difícil acceso. Bienvenido al arenal de Chara, tal vez el desierto más extraño del mundo.

Aquí se puede caminar descalzo sobre la arena, subir a enormes dunas, nadar en un lago frío y recoger  arándanos. El arenal de Chara es tanto una muestra de la taigá y como del carácter oriental de Siberia, lo que la distingue de cualquier otro lugar del mundo.  Si sube a la cordillera montañosa de Kodar en un lugar llamado Cañón de Mármol puede encontrar  restos del  remoto y aislado campo de trabajo soviético BorLAG y conocer la perturbadora historia de las prisiones secretas de Stalin en Siberia.    

Parque nacional Ergaki

Fuente:Lori/Legion-Media

Dónde: krai de Krasnoyarsk, montañas de oeste de Sayán

Por qué debe verlo: Esta región montañosa, con los bosques de taigá es uno de los lugares más compactos, bonitos y accesibles de Siberia. Familias, adolescentes y alpinistas profesionales van a Ergaki para admirar sus cascadas, comer moras azules y arándanos, asar piñas en una fogata o y subir hasta las cumbres donde admirar las vistas del grandioso Saván y la densa taigá. 

La meseta de Putorana

Fuente: Serguéi Gorshkov para RBTH

Dónde: krai de Krasnoyarsk, meseta de Siberia Central
Por qué debe verlo:  Puede parecer que con el desarrollo de las comunicaciones y el transporte, incluso en Siberia era difícil encontrar lugares vírgenes y remotos. No obstante, hay zonas inhabitadas que permanecen intactas. La meseta de Putorana en extremo norte, reconocida por la UNESCO como monumento Patrimonio de la Humanidad, es un espacio donde Peter Jackson podría haber grabado sus películas de fantasía futurista.

Hay numerosos desfiladeros y aldeas, pero la zona es famosa sobre todo por ser la tierra de los 10.000 lagos y las 1.000 cascadas. No existe otro lugar en Rusia que tenga saltos de agua tan concentrados. También está el lago Vivi, conocido como el centro geográfico de Rusia. Visitar la meseta de Putorana es como si uno se despertara en un planeta desconocido.   

Tomsk

Fuente:Alamy/Legion Media

Donde: óblast de Tomsk
Por qué debe verlo: En Siberia hay muchas ciudades donde se ha conservado la arquitectura de madera, pero en Tomsk uno puede encontrar la peculiar esencia de lo viejo, su espíritu y simplicidad.

La mansión de Shishkov, las maravillosas tierras de la casa de enseñanza más antigua de Siberia, la universidad estatal de Tomsk, la fabulosa “Casa de los pájaros de fuego” y , probablemente lo más famoso, los estampados en los marcos de las ventanas

En Tomsk hay obras maestras de la arquitectura rusa de madera y ejemplos de barroco siberiano, así como de art nouveau. Además, reina un ambiente juvenil ya que uno de cada cinco habitantes es estudiante. 

El Transiberiano

Dónde: Moscú-Vladivostok

Por qué debe verlo: El nombre de esta legendaria vía férrea estará siempre asociado a Siberia. La parte europea del país termina con los montes Urales y después recorre miles de kilómetros por Siberia.

El recorrido de 9.289 km en total, lo convierte en la férrea más larga del mundo. Después de un viaje de una semana por la ruta transiberiana es posible conocer la mentalidad nacional y la diversidad de los paisajes del país.

La inolvidable vista del lago Baikal, los túneles subterráneos rumbo al punto más alto de la ruta, el paso Yáblonovo, en Transbaikalia y las charlas con viajeros locales y extranjeros son buenas razones para conocer mejor el país más grande del mundo.

Lea más: Los 12 lugares de interés más inaccesibles de Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies