Las cuevas de invierno más espectaculares de Siberia

Fuente: lori / legion media

Fuente: lori / legion media

Durante el invierno una buena manera de escapar del frío en Siberia es adentrándose en una cueva. Dentro de ellas se pueden encontrar estalactitas, murciélagos, restos arqueológicos e incluso espectaculares lagos subterráneos.

La cueva Bolsháia Oréshnaia en el territorio de Krasnoyarsk (a 3.300 km de Moscú) es una de las cuevas de rocas sedimentaria más grandes del mundo. Se encuentra en un profundo bosque de la taiga y cuenta con laberintos, largas galerías y grutas que alcanzan más de 200 metros de profundidad, y tiene una extensión total de más de 50 km. Los espeleólogos avanzados podrían fácilmente pasar una semana explorando esta cueva.

Además de bellas estalactitas y estalagmitas, hay gran cantidad de arcilla, que los visitantes utilizan para modear pequeñas esculturas. Muchas de ellas todavía siguen en pie, hay un castillo, un espeleólogo con un casco y un campesino siberiano, entre otras.

La cueva Botovskaia en la región de Irkutsk tiene 62 km y es la más larga de Rusia. Se trata de un popular destino para los espeleólogos rusos, pero también atrae a cientícifos de todo el mundo. En el siglo XX un grupo de geólogos encontró restos de asentamientos prehistóricos y un esqueleto del llamado oso negro asiático (Ursus Selenarctos), que vivió en esta zona hasta el 40.000 a.C.. Se trata del único esqueleto de este animal encontrado en Siberia.

Los visitantes suben hasta la cueva Botovskaia para admirar las estalactitas, las estalagmitas y sus numerosos lagos subterráneos. La gente también se acerca para practicar un tipo de escalada sin cuerda y que utiliza agarres introducidos en las rocas.

Una cueva para todas las edades

Fuente: shutterstock

Las cuevas de Tavdinsk son unas de las más visitadas de las montañas de Altái, a más de 3.000 km de Moscú. Este monumento natural se encuentra en la orilla izquierda del río Katún.

Se trata de una visita interesante tanto para espeleólogos experimentados como para familias con niños e incluso para gente que no haya entrado nunca en una cueva. El camino se extiende a lo largo de unos 5 km y cuenta con más de 30 cuevas conectadas entre sí, con diferentes niveles de dificultad.

La mayoría del turismo en cuevas en Siberia se organiza de manera independiente o por grupos especializados, aunque en las rutas más populares hay visitas guiadas para grupos por 400 rublos (unos 6 dólares). Una de las excursiones subterráneas termina en un punto de observación que ofrece magníficas vista del río Katún, mientras que otra acaba junto al agua.

Las cuevas Tavdinsk están situadas en un área con gran cantidad de lugares interesantes: el lago Aya, el lago Manzherok, las cataratas de Kamyshlinks y el manantial de Arzhan-Suu. Al lado se encuentra el parque arqueológico "Perekrestok mirov" (Cruce de caminos del mundo), que ofrece a los visitantes una ventana para imaginar cómo era la vida en la Edad de Piedra.

La casa de los murciélagos

Fuente: lori / legion media

La cueva de Barsukovo es única. Se encuentra en la región de Novosibirsk, en la rocosa orilla del río Ukrop (a 3.000 km de Moscú). Cada año cientos de turistas, espeleólogos y académicos visitan esta cueva para observar las mayores colonias invernales de muerciélagos en esta parte de Siberia. Es además un buen lugar de iniciación para los espeleólogos.

En verano este reino subterráneo está casi deshabitado, pero en invierno la situación es completamente diferente, ya que se convierte en un refugio para decenas de tipos de muerciélagos, entre los que hay varios incluidos en la Lista Roja de Especies Protegidas. Al caminar por las grutas de la cueva de Barsukovo hay que prestar antención a la cantidad de túneles, nichos y grietas en las paredes, ya que es ahí donde los murciélagos pasan el invierno. Desde mediados de septiembre hasta mediados de junio estos animales hibernan.

Reglas básicas al visitar a los murciélagos

Con el objetivo de preservar el ecosistema, es muy importante recordar algunas reglas básicas de comportamiento. Hay que evitar gritar o cegar a los murciélagos con el flash de una cámara o con una linterna. Tampoco hay que tratar de despertarlos de su letargo. Si despiertan es posible que no puedan sobrevivir hasta primavera. La mejor manera para observarlos, sin que sea peligroso, es utilizando una linterna de luz difusa LED.

Cómo llegar

​La gran cueva de Oreshnaia se encuentra a 4 km del asentamiento de Oreshnoe y a 130 km de Krasnoyarsk, hay una carretera que lleva hasta allí desde la autovía Krasnoyarks-Minusinsk.

La cueva Botovskaia se encuentra cerca del río Baikal, hay que recorrer 90 km por el río Lena hasta el pueblo Zhigalovo en la región de Irkustsk.

La cueva Barsukovo se encuentra en el distrito Maslyaninsky de la región de Novosibirsk, junto al río Barsukovo, en la orilla derecha del río Ukrop, a 140 km de Novosibirisk.

Si nunca antes ha practicado espeleología es necesario hacerlo con guía. En Krasnoyarsk se encuentra el Club de Espeleología Regional de Krasnoyarsk, en Novosibirsk el Club Siberia y en Irkutsk el Club Arabica. http://arabika-irk.ru/ Para obtener más información sobre las cuevas de Tadvinsk pincha aquí

Lea más: 5 increíbles cuevas rusas que no puedes perderte>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies