6 lugares de Rusia para incluir en la Unesco

La escultura “¡La Madre Patria llama!" en Volgogrado.

La escultura “¡La Madre Patria llama!" en Volgogrado.

Lori/Legion Media
El ministro de Cultura, Vladímir Medinski anunció que se activa el trabajo para incluir una serie de lugares de Rusia en el listado de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. RBTH escoge y presenta seis de esos lugares.

1. Complejo de Mamáiev Kurgán dedicado a los héroes de la Batalla de Stalingrado

Este majestuoso complejo fue construido entre 1959 y 1967 en memoria de la batalla de Stalingrado y la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad la ciudad se llama Volgogrado. Expertos de la UNESCO ya la han valorado como muestra del genio creador humano y como conjunto arquitectónico que ilustra una etapa significativa de la historia.

El complejo se encuentra en el territorio del Mamáiev Kurgán, donde, según la leyenda, todavía se esconde el sepulcro de oro de Mamái, el jefe militar de la Horda de Oro en las regiones del río Volga allá por el XIV.

El objeto central del complejo es “¡La Madre Patria llama!”, una escultura de una mujer con una espada en la mano y la ropa agitada por el viento, de 85 m de altura y más de 8.000 toneladas.  Fue creada por el escultor soviético Yevgueni Vuchétich. En este lugar se encuentran los restos de 34.505 personas que participaron en la defensa de Stalingrado.

2. Gran Pskov

Foto: Lori / Legion MediaFoto: Lori / Legion Media

Es una de las ciudades más antiguas de Rusia, ubicada a 740 km al oeste de Moscú. La primera mención que hay de Pskov data del año 903. En la fortaleza todavía se pueden ver las ruinas de la ciudad antigua, así como construcciones más modernas. Pskov es el lugar con más monumentos de arquitectura rusa antigua.

A poca distancia de la ciudad se encuentra uno de los centros religiosos más antiguos del país, el monasterio Pskovo- Pechorski. En sus grutas naturales han vivido monjes eremitas desde el siglo XIV. La iglesia más antigua, Uspénskaia, fue excabada por ellos mismos. Posteriormente se agregó la fachada principal de estilo barroco.

3. El kremlin de Rostov

Foto: Lori / Legion MediaFoto: Lori / Legion Media

El kremlin de Rostov, a tan solo 200 km al noroeste de Moscú, fue construido en la segunda mitad del siglo XVII como residencia del metropolitano. Esto es algo excepcional, ya que los kremlin suelen ser fortalezas defensivas. Hay 14 monumentos de diferentes épocas, gracias a los cuales se puede observar el desarrollo de la arquitectura ortodoxa. Lo más destacado del complejo del kremlin de Rostov es la Catedral Uspenski de cinco cúpulas donde fue enterrado su fundador, el metropolitano Jonás.

4. El Conjunto de edificios antiguos de Sviyazhsk

Foto: Lori / Legion MediaFoto: Lori / Legion Media

La pequeña aldea situada a 800 km al este de Moscú, cuenta con una población de tan solo 300 personas y está en una isla fluvial cerca de Kazán
Iván el Terrible fue quien dio la orden de construir una fortaleza militar para hacer la guerra contra el Kanato de Kazán. Aquí se puede sentir todavía el espíritu de los tiempos antiguos y es que no hay  nuevas construcciones desde principios del siglo XX. 

Las últimas obras, realizadas a finales del siglo XVIII, apenas cambiaron el aspecto de las casas de piedra donde vivían los comerciantes. Gracias al aislamiento de la isla se conservaron tres complejos monásticos donde se pueden ver pinturas murales del siglo XVI. Además, aquí se encuentra uno de los edificios de madera más antiguos de Rusia, la Iglesia de Troitsk del año 1551.

5. Las islas Valaam

Foto: Lori / Legion MediaFoto: Lori / Legion Media

El archipielago situado en la parte norte del lago Ládoga, en la región de Carelia, en el noroeste del país, cuenta con más de 50 islas. En el siglo X, antes de la conversión al cristianismo de la antigua Rus, ya había aquí un monasterio griego. Por su parte, el monasterio Spaso-Preobrazhenski se mantiene activo y  fue construido en 1404. El archipiélago atrae la atención no solo de peregrinos provenientes de todas partes del mundo, sino también de los amantes de la naturaleza y del arte.

6. El parque nacional Kenozerski

Foto: Lori / Legion MediaFoto: Lori / Legion Media

Situada en la noreste región de Arjánguelsk conserva objetos de tiempos precristianos y cuenta también con una naturaleza virgen. Hay templos de madera de los siglos XVIII y XIX y monumentos arqueológicos. En 2004 el parque fue incluido en el listado de las Reservas de la Biosfera, como ejemplo de relación equilibrada entre el hombre y la naturaleza. En el territorio del parque está la depresión Kinozerski, una grieta de 600 millones de años.  

Lea más: 

Tesoros de la Unesco en Moscú y alrededores

La capital rusa cuenta con numerosos edificios de incalculable valor histórico

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.