¿Participó la OTAN en el hundimiento de un buque de inteligencia ruso?

19 de julio de 2017 Borís Yegórov
A pesar de que el Liman tenía una amplia gama de equipo militar a bordo, no existen razones aparentes que hagan sospechar que la OTAN estuviera interesada en hundir este buque de inteligencia de la Marina rusa. ¿Tuvo la alianza acceso a su software, tras venirse a pique? RBTH ha pedido la opinión de algunos expertos militares.
The Russian reconnaissance ship Liman
El Liman. Fuente: Reuters

Un buque de inteligencia naval ruso que se hundió el pasado el 27 de abril después de una colisión con un carguero en el Mar Negro, cerca de Estambul, sería de poca utilidad para la OTAN, y parece improbable que su hundimiento fuese fruto de un acto de sabotaje realizado por la alianza, explicaron analistas de defensa a RBTH.

Se cree que la tripulación del Liman habría retirado todos los dispositivos importantes antes de que el barco se hundiese.

"Antes de que el barco se fuera a pique, la tripulación seguramente destruyó todo lo que que no pudo ser desmantelado", dijo una fuente naval rusa a RIA Novosti el 28 de abril.

Se han planteado dudas sobre si el buque (y su software) era de interés para los servicios de inteligencia de la OTAN. El Liman estaba equipado con un conjunto de sistemas de sonar e instrumentos de inteligencia para el análisis y seguimiento de señales que lo hacían capaz de capturar datos de un gran número de barcos.

La nave tenía un avanzado sistema de radar Don y un potente sistema hidroacústico.

Alexéi Podberezkin, director del Centro de Estudios Militares y Políticos del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (Universidad MGIMO), declaró a RBTH que descarta el sabotaje de la OTAN en el hundimiento del Liman.

El experto militar Vasili Kashin tiene una opinión similar. Aseguró a RBTH que no hay razón para buscar huellas de la OTAN en relación con el hundimiento de la nave. La causa del accidente fueron las malas condiciones climáticas (niebla abundante) combinadas con los errores cometidos por la tripulación, dijo Kashin.

El pequeño tamaño de la nave (con un desplazamiento total de 1560 toneladas) y una edad significativa (fue comisionado en 1970) aceleraron su hundimiento, agregó.

No se intentará reflotar el barco

El Liman no será reflotado desde el fondo del Mar Negro, dijo a RIA Novosti un funcionario de la Armada Rusa.

El funcionario declaró que el barco era de una "edad bastante avanzada" y que se encuentra sumergido a una profundidad de unos 90 metros.

La negativa de la Armada de Rusia a tomar medidas urgentes para la recuperación del Liman puede indicar la ausencia o destrucción de equipos potencialmente interesantes o información clasificada para la Alianza Atlántica. El diseño de la nave misma no interesa a los rivales de Rusia, dijo Kashin.

Por otro lado, la OTAN ya tuvo acceso a barcos similares al Liman. La alianza habría tenido acceso al buque de inteligencia Júpiter, que pertenece al mismo proyecto 861M que el Liman. El Júpiter fue transferido a Ucrania durante la partición de la Flota del Mar Negro en 1996, y se convirtió en una parte de sus fuerzas navales (hasta 2013).

Kashin comentó con RBTH que el equipo del Liman, instalado en la época soviética no era particularmente valioso.

No se llevó a cabo ninguna gran modernización en el buque, por lo tanto ni los datos registrados, los documentos almacenados ni los pequeños dispositivos electrónicos podrían ser de valor estratégico, añadió el experto.

El barco se hundió el 27 de abril cuando chocó con el Youzarsif H, un buque mercante turco. Tardó tres horas para que la nave se hundiera, lo que dio tiempo a un barco turco cercano para rescatar a los 78 miembros de la tripulación del Liman.

El Liman realizó en 1999 seguimiento electrónico el grupo naval estadounidense en el Mar Adriático durante el bombardeo de la OTAN a Yugoslavia.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook