Rusia planea un nuevo misil balístico para submarinos nucleares

The K-114 Tula nuclear submarine at a pier of the Russian Northern Fleet's naval base in the town of Gadzhievo.

The K-114 Tula nuclear submarine at a pier of the Russian Northern Fleet's naval base in the town of Gadzhievo.

Mikhail Fomichev/RIA Novosti
Los ingenieros rusos han recibido el encargo de crear unos misiles balísticos de base marítima como respuesta a los planes de EE UU de modernizar sus fuerzas nucleares a partir de 2020, informan los expertos militares.

El Centro Estatal de Misiles V.P. Makéyev ha firmado un contrato para la creación de un nuevo misil balístico para submarinos nucleares de quinta generación.

“En la actualidad estamos desarrollando misiles balísticos terrestres y marinos de acuerdo con un contrato con el Ministerio de Defensa. Uno de ellos es el misil balístico Sarmat, que se utilizará para renovar la agrupación terrestre”, comenta para el periódico ruso Izvestia el director general e ingeniero jefe del centro Makéyev, Vladímir Degtiar.

El modelo de pruebas del nuevo misil estará listo a finales de la década de los años 2020 y sustituirá al misil balístico marino Bulavá, que en estos momentos se encuentra en fase de pruebas.

Respuesta a la modernización de las fuerzas nucleares de EE UU

El desarrollo del nuevo misil es la respuesta de Rusia a la renovación de la agrupación de fuerzas nucleares estadounidenses planeada para el año 2020 y en la que Washington planea invertir 900.000 millones de dólares, según declara a RBTH el observador militar de Izvestia Dmitri Litovkin.

Según el experto, el misil Sarmat contará con unas características energéticas mejoradas que permitirán equiparlo con medios adicionales para superar el Escudo Antimisiles estadounidense. “El nuevo misil podrá enfrentarse al sistema espacial de los medios ofensivos y podrá lanzarse desde prácticamente cualquier distrito militar y en cualquier dirección”, señala el experto.

Según explica a RBTH el director adjunto del Instituto de Análisis Político y Militar, Alexander Jramchijin, la creación del nuevo misil corresponde a la evolución natural de las fuerzas armadas nucleares de Rusia. “El misil Sarmat tendrá en cuenta las próximas amenazas para la seguridad del país de la década del 2030. Únicamente se instalará en submarinos nucleares”, indica Jramchijin.

En la actualidad lo único que se sabe es que el misil podrá derribar objetivos a más de 11.000 kilómetros de distancia. También tendrá ojivas nucleares hipersónicas con capacidad de maniobra capaces de superar a los sistemas existentes y en desarrollo de la defensa antimisiles del enemigo.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies