"EE UU está modernizando su tríada nuclear y eso es peligroso"

Reuters
El presupuesto del Pentágono para 2017 ha sido muy controvertido dentro de los propios EE UU. Las mayores objeciones se deben a los planes a gran escala para modernizar el arsenal nuclear. Mijaíl Uliánov, director del departamento para la no proliferación del Ministerio explica por qué los planes de EE UU preocupan también a Moscú.

En una entrevista reciente, Rose Gottemoeller, vicesecretaria para el control de armas y seguridad internacional de EE UU, declaró que la modernización de las armas tácticas estadounidenses en Europa contribuirá a reducir la cantidad de bombas nucleares situadas en el Viejo Continente y no llevará al aumento del potencial de este tipo de armas. 

Es cierto que según la doctrina nuclear, actualizada en 2010, los EE UU han comenzado la modernización de sus armas nucleares aéreas en Europa. Planean crear una versión unificada, la B61-12, que se basa en las cuatro versione actuales del B-61. La nueva bomba será más precisa y adecuada tanto para la aviación estratégica como táctica. Se espera que estos nuevos modelos entren en servicio en 2020.

Mijaíl Uliánov. Fuente: EPAMijaíl Uliánov. Fuente: EPA

EE UU trata de dar la impresión de que no hay nada extraordinario en estos cambios. Sin embargo, si se analizan las características de estas nuevas bombas, se demuestra que si se entran en servicio bajará considerablemente el umbral para el posible uso de armas nucleares. En vez de utilizarse como disuasión, este tipo de armas tienen el potencial de convertirse en armas de batalla, tal y como ocurría durante la guerra fría.

No es casualidad que en noviembre de 2014 James Catwright, excomandante del comando general estratégico de los EE UU, declarase que gracias a su modernización las bombas B-61 se convertirían en "más utilizables".

En enero del año pasado, James Miller, subsecretario de Defensa para Asuntos Políticos de Estados Unidos, declaró que unas armas nucleares con menos capacidad ayudarían a reducir el número de víctimas civiles en caso de que fueran utilizadas. Incluso dijo que era un acercamiento "más fiable y ético". Suena cínico y significa que hay miembros cercanos a la Administración estadounidense que creen que es aceptable y probable la utilización de armamento nuclear. 

Según la Federación de Científicos Americanos (de EE UU), la cantidad total de bombas aéreas unificadas es de 400, y alrededor de 200 se encuentran en Europa. Es posible que otra gran parte de ellas se encuentre en territorio estadounidense. 

¿Hay alguna restricción legal internacional que restrinja la modernización del arsenal nuclear?

No lo hay y, en principio, se acepta la modernización. Lo que resulta particular es la escala sin precendentes que tiene con la Administración actual. 

Básicamente se están renovando simultáneamente todos los elementos clave de la tríada nuclear estadounidense. Se están creando nuevos soportes: un bombardero estratégico, un submarino y un misil balístico intercontinental, así como nuevas armas nucleares. Además, el Pentágono tiene planes para crear un nuevo misil nuclear guiado. Se estima que el coste total para el desarrollo y puesta en marcha de estos sistemas es de 1 billón de dólares.

Una bomba B-61. Fuente: ArchivoUna bomba B-61. Fuente: Archivo

Aunque todo esto se contradice con las declaraciones estadounidenses acerca de la creación un mundo libre de armas nucleares. Lo único que queda por decir es que si se realiza este programa de modernización se garantizará la eficacia de todo el armamento nuclear estadounidense hasta 2070-80. Es posible que para entonces haya otra fase de modenización.

Por lo que respecta a las bombas aéreas nucleares en Europa, el hecho de que se su manejo se haga  dentro del marco de la OTAN, viola los dos primeros artículos del Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP). Según estos, los miembros con capacidad nuclear se comprometen a no transferir, directa o indirectamente, armas nucleares a Estados que carezcan de esa capacidad. Estas prohibiciones se ignoran completamente durante las "misiones nucleares conjuntas" de la OTAN, en las cuales pilotos de miembros países de la Alianza aprenden a cómo utlizar las armas nucleares.

En paralelo con las medidas para modernizar la bombas aéreas que se han comentado antes, cinco países europeos en los que se encuentran estas bombas han comenzado a actualizar su flota aérea de transporte. De modo que la OTAN se ha embarcado en el incumplimiento del TNP a largo plazo.

¿Qué medidas puede tomar Rusia en caso de que se instalen en Europa los B61-12?

Se trata de una pregunta para los militares. Lo único que puedo decir es que como norma, en el ámbito militar, una acción genera su reacción. Estoy convencido de que la respuesta rusa será apropiada y estará determinada por las circunstancias.

Artículo abreviado, publicado originalmente en ruso en Kommersant.

Lea más:

La 'amenaza rusa' y los presupuestos del Pentágono

Los militares de EE UU exageran el potencial ruso con fines económicos