Rusia desplegará tres nuevas divisiones en su flanco occidental en 2016

Artiom Korotáiev / TASS
El ministro de Defensa de la Federación Rusa, Serguéi Shoigú, declaró el pasado 12 de enero que este departamento desplegará tres nuevas divisiones en su flanco occidental en 2016. Según los expertos rusos, esta decisión se ha tomado debido a la intensificación de la actividad de la OTAN en las fronteras de Rusia.

El ministro de Defensa de la Federación Rusa, Serguéi Shoigú, ha anunciado los planes del departamento para la creación de tres nuevas divisiones en las fronteras occidentales del país. Shoigú hizo pública la noticia el 12 de enero durante su primera conferencia de 2016. Según el ministro, además de formar estas unidades militares, es necesario preparar la infraestructura en los lugares donde se desplegarán. Habrá que construir nuevos polígonos, almacenes de técnica militar e instalaciones para el personal.

Durante los últimos dos años, la dirección de la OTAN ha desplegado en Letonia, Lituania y Estonia numerosos tipos de técnica militar pesada, como tanques, cañones autopropulsados y vehículos de transporte blindado. Las fuerzas armadas del bloque llevan a cabo de forma regular ejercicios militares en las fronteras de Rusia, y Estados Unidos ha creado en Rumanía un complejo de defensa antimisiles. Debido a la intensificación de la actividad del bloque cerca de la Federación Rusa, Moscú ha decidido reforzar sus fronteras y desplegar en su flanco occidental nuevas unidades de técnica militar.

Cambios en la estrategia militar de Rusia

La nueva estrategia de defensa nacional de la Federación Rusa contempla el “incremento del potencial militar” de la OTAN cerca de sus fronteras como una amenaza directa a la seguridad del país.

“Rusia necesita incrementar sus fuerzas armadas. La opción más sencilla es empezar a convertir las brigadas en divisiones”, comenta el director adjunto del Instituto de Análisis Político y Militar Aleksáner Jramchijin. Según este, la dirección de la OTAN sigue reaccionando a las acciones de Moscú con los mismos métodos que ha utilizado durante los últimos dos años.

En junio de 2015 las fuerzas de la Alianza del Atlántico Norte llevaron a cabo unos ejercicios militares a gran escala en territorio de Polonia y los países del Báltico. En las maniobras Saber Strike participaron 11.000 soldados de la OTAN, 40 aviones (entre los cuales se encontraban algunos bombarderos B-52), así como más de 500 unidades de técnica militar (entre otros, tanques Leopard 2A5 y M1 Abrams).

“La Alianza está acercando sus divisiones militares a las fronteras de Rusia y está desplegando técnica militar pesada en Lituania y Letonia.

El gobierno de Polonia ahora insiste en la necesidad de desplegar nuevas unidades en su territorio y de construir bases militares de la Alianza para protegerlos de una supuesta “amenaza rusa” –comenta a RBTH el coronel retirado Víktor Litovkin, observador militar de TASS.

Según el experto, Moscú debe estar preparada para proteger sus fronteras y modernizar las brigadas existentes en el distrito militar occidental para convertirlas en divisiones (una división en tiempos de paz contiene hasta 13.000 hombres).

“Las divisiones de tanques contarán con los nuevos modelos T-72B3 y T-90. Las divisiones de fusileros motorizados recibirán BMP-3 y BMP-4 y cañones autopropulsados como el Koalitsia. Los tanques más anticuados serán remplazados con el tiempo por modelos de la clase Armata. Las divisiones también recibirán helicópteros como apoyo aéreo” –añade el experto.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies