OKB-1 140, el bombardero a reacción con el que soñó Hitler y que fue creado en la URSS

Dominio público

El OKB-1 EF 140 fue un prototipo de avión desarrollado en la Unión Soviética en el seno de la oficina de diseños OKB-1 por ingenieros alemanes capturados provenientes la fábrica Junkers. Había sido diseñado inicialmente para proporcionar a la Luftwaffe un bombardero capaz de evitar la interceptación dejando atrás a los cazas enemigos.

Como explica el especialista Yefim Gordon en su libro Early Soviet Jet Bombers: The 1940s and Early 1950s, el diseño básico inicial de este avión de aspecto futurista consistió en la continuación del prototipo de bombardero alemán Junkers Ju 287, pero al mismo tiempo que utilizaba el mismo diseño básico y conceptos de ingeniería, era un diseño totalmente nuevo de Brunolf Baade.

Vista lateral del Junkers Ju 287 V1 en el aeropuerto alemán de Brandis (1944)

¿Porqué ayudar a los soviéticos? La Segunda Guerra Mundial terminó en mayo de 1945, pero el mes anterior, Brunolf Baade había sido arrestado por una avanzadilla de soldados estadounidenses que le habían sorprendido en la oficina de diseño de Junkers subcontratada en Raguhn. Baade era miembro del Partido Nazi alemán desde 1937, y fue hecho prisionero por los estadounidenses en Bad Hersfeld durante unos meses. Gracias a sus habilidades sociales y su inglés fluido, pudo entablar conversación con sus captores. Más tarde, como cuenta el periodista técnico Holger Lorenz en su obra Prof. Brunolf Baade: una vida dedicada a la construcción aeronáutica alemana e internacional, Baade recordaría que los oficiales estadounidenses le aseguraron que Alemania sería desindustrializada radicalmente y que al país no se le permitiría tener una industria aeronáutica durante muchas décadas. Explicó que esto le convenció de apoyar un futuro alemán regido por la Unión Soviética.

Los estadounidenses liberaron a Baade en junio de 1945, y a principios de julio, las fuerzas estadounidenses fueron reemplazadas en el centro de Alemania por tropas soviéticas, respetando la división de Alemania en zonas de ocupación, ya acordada entre los Aliados en la Conferencia de Yalta. Dessau estaba ahora en la zona de ocupación soviética.

Aviones Ju-90 siendo fabricados en la Jukers-Werke de Dessau. 1938.

En otoño de 1945, Baade recibió el mandato de la Administración Militar Soviética de reconstruir las instalaciones de investigación de Junkers, utilizando lo que quedaba de los restos de la fábrica de Dessau.

Desarrollo

Este proyecto comenzó como una aventura privada del equipo de Baade, con el prototipo de bombardero que los alemanes habían designado como Junkers EF-131. Los ingenieros y diseñadores soviéticos tenían plena confianza en el EF-131 pero eran conscientes de que una de las desventajas del diseño era su compleja y arriesgada configuración de seis motores, por lo que se decidió buscar una planta motriz más potente de manera que el bombardero sólo necesitase dos motores, una configuración más estable y segura. La construcción del nuevo avión avanzó rápidamente y el primero de dos prototipos usaba muchos componentes del EF-131 por lo que se comenzó con los vuelos de prueba el 20 de septiembre de 1948, los cuales se realizaron de manera “normal” según los reportes de los pilotos.

Junkers EF 131 en el campo de pruebas del LII en Podberezie, a principios de 1948, con dos Lisunov Li-2 al fondo

Como el Iliushin Il-28 había sido seleccionado como el nuevo bombardero medio de la VVS (la Fuerza Aérea Soviética) se dio la orden de desarrollar al Tipo 140 (se eliminaron los prefijos EF alemanes) sólo como avión de reconocimiento, orden que fue luego cambiada en agosto de 1948 por una que establecía que se desarrollaría como avión tanto de bombardeo como de reconocimiento, recibiendo la aeronave la nueva designación de ‘Tipo 140 B/R’.

La principal diferencia entre el EF-131 y el 140 B/R era que este último iba equipado con dos motores Mikulin AM-01, también conocidos como AM-TKRD-1, de 3.300 kg de empuje. Según algunas fuentes el primer vuelo se efectuó con motores VK-1, versión local de los Rolls Royce Nene, y luego se pasó al AM-01, además de que se equipó al avión con depósitos de puntera.

Motor Rolls Royce Nene, “inspirador” del VK-1 soviético

Según otras fuentes primero voló con los AM-01 pero surgieron problemas con estos nuevos motores de tipo axial y se pasó a los centrífugos VK-1, hasta que se solucionaron los problemas con los AM-01. Otra diferencia fue que el 140 fue equipado con dos torretas dobles NS-23 controladas a distancia, diseñadas originalmente para el Túpolev Tu-4.

Primer prototipo del Junkers/OKB-1 EF 140 (1948)

El tipo 140 B/R, nunca terminado, fue diseñado con un sistema mejorado de torretas defensivas a radiocontrol, la tripulación reducida a tres hombres y para tener un alcance de 3.000 km, a 12.000 m, con una carga de 1.5 tn de bombas y 9.400 L de combustible.

Junkers OKB-1 EF 140-R, finales de 1949

Sin embargo, sus orígenes en la Alemania nazi suponían un lastre. Además, el equipo de diseño no pudo solucionar los problemas aerolásticos propios de su poco ordinaria configuración y el Tipo 140 B/R siempre fue considerado como un recurso auxiliar en el caso de que fallasen los diseños de Tupolev e Iliushin, el Túpolev Tu-12 y el Iliushin Il-28, que finalmente entraron en servicio en la Aviación Naval Soviética y en la Fuerza Aérea Soviética respectivamente.

Il-28 desplegado en Alemania Oriental. 1956.

Un momento ¿Qué pasó con Brunolf Baade?

El ingeniero alemán, ya bajo el paraguas de la República Democrática Alemana, diseñó el Baade 152 último desarrollo de la familia de aviones Junkers en 1955.

Presentación del avión de pasajeros ‘152/I V-1’ (Dresde-Klotzsche, abril de 1958)

El 4 de diciembre de 1958 tuvo lugar el vuelo inaugural del primer prototipo V1/I (DM-ZYA). Se fabricarían un total de tres Baade 152.El 4 de marzo de 1959, el primer prototipo se perdió en un accidente, muriendo toda la tripulación a bordo; la causa no está clara. Las pruebas continuaron con el segundo prototipo. En un momento dado, se informó de que había alrededor de 20 aviones en distintas fases de producción por cuenta de la aerolínea estatal de Alemania Oriental Deutsche Lufthansa. Sin embargo, todas las pruebas de vuelo del Baade 152 se abandonaron tras descubrirse un problema de suministro de combustible. Este modelo no llegó a entrar en servicio y la producción se interrumpió sin que se produjera ninguna continuación.

Brunolf Baade, que fue condecorado por sus logros con la Orden del Mérito Patriótico germanooriental, se entregó entonces a la vida universitaria. Murió el 5 de noviembre de 1969 en un hospital de Berlín o en Dresde (las fuentes difieren) por complicaciones causadas por un cáncer de estómago. Está enterrado en Eichwalde, en las afueras de Berlín.

LEE MÁS: Tecnología olvidada: proyecto 1.44 o el ‘súper MiG’ maldito

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies