Tu-114: la historia de este mítico avión soviético

Nikolái Akímov/TASS
Este avión se convirtió en el mayor avión de transporte de mediados del siglo XX, pero solo estuvo en funcionamiento durante 20 años. ¿Por qué?

El Tu-114 es un avión de larga distancia, destinado al transporte de pasajeros y equipado con motores turbohélice. Fue diseñado a mediados de la década de 1950 sobre la base del bombardero Tu-95. El avión estuvo en producción durante cuatro años. Durante todo este tiempo se construyeron 31 aparatos.

Historia del Tu-114

Los diseñadores tuvieron claro que el futuro pertenecía a los motores y aviones a reacción. A pesar de ello, los dirigentes decidieron crear un vehículo de pasajeros de alta velocidad utilizando una planta de energía de turbofán. La Oficina Túpolev comenzó a desarrollar un nuevo avión a principios de 1955, tras el correspondiente decreto.

El desarrollo de este proyecto se llevó a cabo con bastante rapidez, por lo que el nuevo avión estuvo listo en año y medio, y el avión realizó su primer vuelo a finales del otoño de 1957.

El Tu-114 no tenía parangón en el mundo en cuanto al número de pasajeros que se podían acomodar a bordo y, hasta principios de los años 70, fue uno de los aviones de pasajeros más grande del mundo. Debido a que el avión era de ala baja, los diseñadores lo equiparon con un chasis bastante alto, que no se encontraba en ningún avión de esta clase. Este sistema de tren de aterrizaje también trajo sus desventajas a la aeronave.

Características de diseño del avión de pasajeros Tu-114

La azafata y los pasajeros a bordo de un avión de pasajeros Tu-114 (en aquel momento, el más grande del mundo), 1959.

El avión está fabricado como una aeronave de ala baja, equipada con alas barridas hacia atrás, en las que están instalados cuatro motores. La planta motriz del aparato está formada por motores turbofán. Cada uno de ellos está equipado con tornillos coaxiales que giran uno contra otro. Toda la planta motriz del aparato produce 60.000 caballos de fuerza al despegue, mientras que el avión sigue siendo bastante económico y utiliza unas 5,6 toneladas de combustible en la primera hora de vuelo.

En cuanto al fuselaje, en el Tu-114 es de dos pisos y está conectado por una escalera. La cubierta superior es una cabina de pasajeros, donde se instalan los asientos de los pasajeros, y, en la cubierta inferior, hay dos compartimentos de carga y una cocina. La cubierta inferior también cuenta con una sala de estar para la tripulación del avión.

El compartimento de pasajeros constaba de tres cabinas separadas de diferentes clases y, en consecuencia, cada una de ellas podía albergar un número diferente de pasajeros. Así, en la primera cabina había 41 asientos para pasajeros, en la segunda 48, en la tercera había compartimentos que alojaban a 48 personas con plazas para dormir. Entre la segunda y la tercera cabina de pasajeros había un bufé. El avión estaba equipado con dos aseos (masculino y femenino).

Retrocesos

“Tuvo varios contratiempos con sus motores de turbohélice. En primer lugar, sus hélices y motores vibraban mucho y hacían mucho ruido: era bastante incómodo para los pasajeros. En segundo lugar, el sistema de combustible era imperfecto. Quizá eso fuera lo más importante”, afirma Dmitri Litovkin, redactor jefe de la revista Informe militar independiente.

Durante su uso se demostró que los tanques de combustible en el interior de las alas eran demasiado frágiles y se dañaban durante el vuelo. “Esto podría haber provocado la explosión de un motor y una tragedia”, añade el experto.

“Además, al tener un tren de aterrizaje alto, para el mantenimiento del avión se necesitaba una escalera bastante alta, que no se utilizaba en ningún avión de la época. A veces incluso dos escalas, como ocurrió durante la visita de Jrushchov a EE UU”, explica el experto.

El Tu-114 también era muy exigente en comparación con los aviones de turbina. Los gastos de explotación eran más elevados que con los nuevos modelos que aparecían en el mercado y era comercialmente más eficaz adquirir nuevos aviones de turbina, en lugar de utilizar el Tu-114, muy exigente y arriesgado.

Registros del avión Tu-114

Con la ayuda de este avión se establecieron hasta 32 récords mundiales. Se obtuvieron por los siguientes logros:

-el mayor avión turbofán de la época capaz de transportar pasajeros a bordo;

-el avión de pasajeros más rápido del mundo con este tipo de motor;

-los motores más potentes del mundo en su época.

En la actualidad, no queda ningún Tu-114 operativo en el mundo. Solo existen tres versiones no operativas y las tres son objetos de museo.

Durante su vida útil se estrellaron dos Tu-144. El primer accidente se produjo durante el despegue. El avión se enganchó con el tren de aterrizaje en un parapeto de nieve, tras lo cual golpeó el morro en la pista. Murieron más de 20 pasajeros, pero varias personas lograron sobrevivir. El segundo accidente se produjo debido a un error de los mecánicos, tras lo cual el tren de aterrizaje del morro se plegó y el avión sufrió graves daños.

LEE MÁS: Tu-95: el símbolo más ruidoso de la Guerra Fría

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies