Clase Sierra II, tiburones de acero nacidos en la URSS que siguen navegando (Video)

Dominio público
Te presentamos estas impresionantes imágenes de los submarinos de propulsión nuclear del Proyecto 945 Kondor (designación de la OTAN: Sierra II) desarrollados en la Unión Soviética.

Los dos cascos de titanio, ligeros y resistentes, permiten a estos navíos operar a grandes profundidades y consiguen una reducción de los niveles de ruido radiado, así como una mayor resistencia a los daños de los ataques con torpedo.

La tecnología soviética del titanio estaba muy por delante de la occidental, ya que requería menos pasadas para lograr una soldadura satisfactoria. Sin embargo, el coste de los cascos limitó el número de unidades construidas, a pesar de las ventajas de profundidad y velocidad bajo el agua.

Una característica notable de la clase Sierra II es el gran espacio entre los dos cascos, que tiene ventajas evidentes para la reducción del ruido radiado y la resistencia a los daños.

Estos submarinos operan a una profundidad de nada menos que 520 metros. Se trata de uno de los submarinos rusos con mayor profundidad de inmersión.

LEE MÁS: Cómo era el primer submarino nuclear soviético

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies