Los submarinos rusos que conquistaron el Ártico

Submarino nuclear de misiles balísticos Dmitri Donskoi

Submarino nuclear de misiles balísticos Dmitri Donskoi

Serguéi Mijailisenko/Anadolu Agency/Getty Images
Estos monstruos nucleares han establecido récords históricos a lo largo del siglo XX y tienen su lugar en la historia marítima.

A finales de marzo, por primera vez en la historia de la flota rusa, tres submarinos nucleares realizaron un ascenso simultáneo desde debajo del hielo en una zona limitada por un radio de 300 m. Además, también hicieron disparos simultáneos desde debajo del hielo.

La flota rusa tiene una larga historia de conquista del Ártico y de ruptura de bloques de hielo de un par de metros de ancho. Aquí señalaremos los primeros que conquistaron la región y los más notorios que también escribieron sus nombres en la historia de la flota.

El primer submarino nuclear ruso K-3

El primer submarino nuclear fue creado en 1952 por EE UU. Los mandatarios soviéticos ordenaron a los fabricantes de armas soviéticos que crearan inmediatamente el suyo. Un par de años después del Nautilus estadounidense, el ejército ruso recibió su K-3. La diferencia entre los dos era drástica - el casco del submarino soviético fue creado sin el uso de los diseños clásicos del casco de los submarinos diesel-eléctricos, ya que el trabajo se llevó a cabo casi desde cero. Se puso especial énfasis en la calidad del curso subacuático del submarino. Por ello, el submarino nuclear soviético K-3 resultó ser más rápido que el Nautilus.

El soviético podía navegar a una velocidad de 28 nudos sin que los reactores alcanzaran su máxima capacidad. También podía lanzar torpedos con ojivas nucleares capaces de borrar de la faz de la tierra ciudades costeras enteras como ocurrió con Hiroshima y Nagasaki diez años antes.

Sin embargo, la Unión Soviética siempre iba un paso por detrás de los estadounidenses. El sumergible apareció cuatro años después del Nautilus, en 1955.

Submarino nuclear K-51

Este submarino nuclear rompió el hielo del Ártico en 1987 y se convirtió en el primero en lanzar dos misiles balísticos desde una posición de superficie a un alcance mínimo en el sitio de pruebas de Chizha en el Cabo Kanin Nos (región de Arjánguelsk). 

Estos barcos tienen una longitud de 167 m y una anchura de 12 m, un desplazamiento de unas 18.000 toneladas. La profundidad máxima de inmersión es de 400 m, la velocidad de crucero bajo el agua es de hasta 24 nudos (unos 44,5 km/h), la tripulación es de 140 personas. Están armados con 16 lanzadores de misiles balísticos intercontinentales Sineva. Entre 1984 y 1990 se construyeron un total de siete cruceros de este tipo. En la actualidad, hay seis barcos de este tipo en la flota.

Submarino nuclear del proyecto 941

Este monstruo submarino se convirtió en el primer submarino ruso en romper el hielo del Ártico y en lanzar un misil balístico intercontinental durante unas pruebas militares.

Es capaz de romper con su casco hielo de hasta 2,5 metros de grosor, pero esto no afecta en absoluto al curso de control, porque el barco tiene un casco ligero (externo) y fuerte (interno).

El barco cuenta con instrumentos especiales que miden el grosor del hielo. Cuando se busca uno, primero se eleva la proa del barco y luego el puente de mando. En la parte superior, el cuerpo ligero tiene un revestimiento de goma diseñado para mejorar su capacidad de sigilo.

Según fuentes abiertas, el barco hizo ocho servicios de combate y tres disparos de misiles. Se considera el más preparado para el combate. En 1997, lanzó 20 misiles en el Polo Norte, tanto desde la superficie como desde posiciones sumergidas.

LEE MÁS: El Ejército ruso a punto de incorporar su submarino más potente

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies