Estos son los cazas soviéticos que puedes ver en el Museo de la Fuerza Aérea de Israel (Fotos)

Dominio público

Los israelíes han combatido durante décadas contra sus vecinos árabes, equipados con armamento procedente de la URSS. Estos son los aviones de combates soviéticos capturados al enemigo (incluso mediante operaciones de inteligencia) que se puedes visitar en su Muzeyon Heyl ha-Avir, situado cerca de Beer sheva en el desierto de Negev.

Aviones

MiG-15

MiG-15 biplaza (en realidad una versión polaca del famoso caza soviético) luce librea egipcia.

MiG-17

El MiG-17 se desarrolló sobre la base del MiG-15 y fue utilizado por diferentes fuerzas aéreas de la región, así como por las fuerzas aéreas del Pacto de Varsovia y países del Tercer Mundo. En la guerra de los Seis Días y en la del Yom Kippur fue utilizado por Siria y Egipto en función de ataque. Dos MiG-17 sirios aterrizaron por error en Betzet (Galilea occidental, en el norte de Israel) en 1968, debido a un error de navegación.

MiG-21

El MiG-21 que se puede ver en Beer sheva es nada menos que el protagonista de una de las operaciones de inteligencia de los míticos servicios israelíes. La ‘Operación Diamante’ (en hebreo: מִבְצָע יַהֲלוֹם, Mivtza Yahalom) fue una operación realizada por el Mossad, con el objetivo de hacerse con un Mikoyan-Gurevich MiG-21, el avión de combate soviético más avanzado de la época. La operación comenzó a mediados de 1963 y terminó el 16 de agosto de 1966, cuando un MiG-21 de la Fuerza Aérea iraquí, pilotado por el desertor asirio iraquí Munir Redfa, aterrizó en una base aérea de Israel.

Gracias a esto, Israel y Estados Unidos pudieron estudiar el diseño del avión.

Los conocimientos obtenidos del análisis del avión fueron decisivos para los éxitos obtenidos por la Fuerza Aérea israelí en sus futuros encuentros con los MiG-21 árabes.

MiG-23

Antiguo MiG-23 de la Fuerza Aérea Siria en el Museo de la Fuerza Aérea Israelí Desertó el 10 de octubre de 1989 y, según publicó el New York Times, una vez que aterrizó, los trabajadores de la pequeña pista de aterrizaje dijeron que el mayor sirio bajó, extendió los brazos y dijo en árabe: “No tengo intenciones hostiles”. Tras beber agua, el piloto pidió asilo político.

LEE MÁS: 11 increíbles museos de historia militar que deberías visitar en Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies