Científicos buscan microplásticos en la nieve de Siberia. ¿Hay más contaminación de la que creemos?

Pixabay
Las primeras muestras revelan su presencia, pero aún no se ha determinado el alcance del problema.

Investigadores del Instituto Biológico de la Universidad Estatal de Tomsk han tomado muestras en varios puntos de Siberia, desde Altái hasta el Ártico, para determinar la concentración de microplásticos en las precipitaciones atmosféricas, así como su circulación en el aire, informa la institución en su página web.

“La gente lleva utilizando el plástico desde hace más de un siglo y medio. Los polímeros sintéticos son muy poco degradables y muchos países aún no han implementado la recogida y eliminación selectiva de estos materiales, por lo que cada vez se acumulan más productos de su degradación, los microplásticos, en el medio ambiente. Nuestras propias investigaciones también lo confirman. La tarea del nuevo proyecto es estimar la concentración de micropartículas sintéticas en las precipitaciones atmosféricas sólidas y líquidas. Todavía no hay datos de este tipo para Rusia”, explica Yulia Frank, miembro del equipo científico encargado del proyecto.

Aunque la recogida de nieve y agua de lluvia comenzó el pasado otoño en Tomsk y sus alrededores, fue en marzo cuando se intensificó el muestreo en toda Siberia, ya que la capa de nieve era de mejor calidad en ese momento. Cabe señalar que, en cada punto, los investigadores tomaron tres muestras para garantizar la fiabilidad estadística de los datos.

Izba en la región de Tomsk

Aunque las muestras recientes aún no han sido analizadas en el laboratorio, los resultados del estudio de las muestras de Tomsk ya han demostrado la presencia de fibras de plástico, según los especialistas de esta estructura universitaria. La ampliación de la base de datos permitirá entonces aclarar si la existencia de carreteras o puntos de asentamiento en las proximidades influye en el nivel de concentración de microplásticos en las precipitaciones. Sin embargo, investigaciones similares realizadas en otros países ya ofrecen una visión del fenómeno.

“En Alemania, por ejemplo, se encuentra cerca de zonas pobladas, así como en los Alpes alemanes, pero en las montañas el nivel es mucho más bajo”, dice Frank.

En última instancia, los investigadores esperan utilizar este trabajo para determinar el nivel de contaminación en Siberia en comparación con otras regiones, y también para comprender mejor el papel que desempeña Siberia en la circulación de microplásticos a escala mundial. Este es un objetivo que se logrará gracias a una campaña previa de expertos del Instituto de Tomsk, durante la cual se analizó la concentración de microplásticos en los ríos y en el sistema digestivo de los peces siberianos.

LEE MÁS: Las mejores reservas naturales de Siberia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies