¿Qué investigan los científicos del Instituto X-BIO de la Universidad Estatal de Tiumén?

Universidad Estatal de Tiumén
Los investigadores del X-BIO utilizan ácaros de los escarabajos de la corteza para salvar los bosques de Siberia.

¿Cómo combatir las plagas de las plantas sin perturbar el ecosistema? ¿Pueden salvarse los bosques siberianos gracias la ayuda de los ácaros? ¿Por qué la humanidad necesita parásitos? Los investigadores del Instituto de Biología Ambiental y Agrícola (X-BIO) de la Universidad Estatal de Tiumén (UTMN) buscan respuestas a estas y otras muchas preguntas.

Bioseguridad

X-BIO busca soluciones a las amenazas biológicas a las que se enfrentan a humanos, animales y plantas.

Los investigadores de X-BIO se encuentran entre los especialistas más respetados de Rusia en el campo de la acarología (el estudio de los ácaros y las garrapatas). El instituto publica ‘Acarina’, la única revista científica del país dedicada al estudio de los ácaros, que está indexada en la base de datos internacional ‘Scopus’. Los jóvenes científicos del instituto tratan de aprovechar los ácaros depredadores para beneficiar a la humanidad.

Por ejemplo, durante una expedición al Cáucaso septentrional y a las montañas de Altái en el otoño de 2020, los investigadores de la UTMN X-BIO recogieron nuevas especies de ácaros que pueden proteger contra las plagas a diversas plantas. La idea es combatir a los escarabajos de la corteza, que destruyen más árboles en Siberia que los incendios forestales, utilizando ácaros.

Diminutos pero muy depredadores, los ácaros podrían convertirse en un “arma biológica” contra los escarabajos de la corteza.

Investigación y educación combinadas

Fundada a finales de 2017, la X-BIO se concibió como un centro de investigación siberiano en el que los jóvenes científicos no sólo pudiesen realizar investigaciones en el ámbito de la seguridad biológica y medioambiental, sino también aplicar los resultados de sus investigaciones a la práctica.

“Nuestra fuerza reside en nuestra colaboración con los principales institutos de la Academia Rusa de Ciencias y los mejores investigadores internacionales”, dice Andréi Tólstikov, jefe de investigación de X-BIO.

La UTMN se encuentra entre las 500 mejores universidades en el campo de la ciencia de las plantas y los animales, al tiempo que ocupa el puesto 23 en cuanto a cooperación internacional en este campo.

En ella puedes hacer un máster en dos programas en inglés: Bioseguridad de las plantas, y Biología Matemática y Bioinformática.

Los futuros graduados de la maestría se someten a una formación práctica en el Instituto Panruso de Protección Vegetal de San Petersburgo, socio estratégico de la X-BIO, y en el Instituto Oréjovich de Química Biomédica de Moscú.

Los grupos incluyen tanto estudiantes rusos como extranjeros.

El instituto ofrece tres programas de doctorado: Micología, Ciencia del Suelo y Entomología. Los estudiantes de maestría y doctorado suelen combinar sus estudios con el trabajo como investigadores en laboratorios X-BIO.

El X-BIO es el hogar de grupos de investigación especializados en entomología, biología del suelo, microbiología, genómica, bioingeniería, etc. 

Además de con los institutos de la Academia Rusa de Ciencias, los científicos de la UTMN también cooperan con centros de investigación internacionales.

Los jóvenes científicos reciben regularmente becas rusas e internacionales para la investigación en el campo de la bioseguridad.

LEE MÁS: 5 motivos para que los extranjeros se matriculen en la Universidad Estatal de Tiumén

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies