Las mejores reservas naturales de Siberia

leopardo de las nieves. Fuente: shutterstock

leopardo de las nieves. Fuente: shutterstock

Con sus enormes bosques, ríos, lagos y montañas vírgenes, es aún un destino poco turístico, y esa es su gran ventaja: los itinerarios ecológicos son particulares. RBTH os ofrece una selección de reservas naturales donde los amantes de la fauna y la flora silvestre, la ciencia y el silencio se sentirán como pez en el agua.

Reserva de Siberia Central

Fuente: Lori / Legion Media

Esta reserva es un destino de Siberia muy duro, salvaje y de gran belleza. Se encuentra en el krai de Krasnoyarsk (a 3.352 km. de Moscú), en los territorios de Turujansk y Evenkia. Es el corazón de Eurasia.

Allí podréis ver el río Yeniséi, el poco transitable Podkámennaia Tunguska, un mar de taiga virgen, osos, alces, carcayús, linces y, por supuesto, cebellinas. Este último es un animal de caza históricamente importante en Siberia que en la reserva natural goza de una protección especial.

Hace 400 millones de años, cuando sólo estaban poblados los mares y los océanos, esta área era un cálido mar tropical. Hace mucho que no hay mar, por supuesto, pero en la reserva, en las orillas de los impetuosos ríos, todavía se pueden encontrar vestigios de aquellos tiempos como, por ejemplo, corales.

Fuente: Lori / Legion Media

Estos fósiles atestiguan que el territorio de Siberia fue antiguamente un continente separado. Se llamaba Angarida y es la plataforma continental siberiana.

En la reserva natural de Siberia Central no están protegidos únicamente los animales y la fauna salvaje, también una minoría étnica autóctona, los kets. Se ha creado un coto de pesca y caza llamado Eloguyski para su supervivencia.

Desde tiempos remotos, los kets (ancestros de los indios norteamericanos, según algunos investigadores) vivían a orillas del Yeniséi, dedicándose a la pesca y a la caza. En las zonas fronterizas, próximas a la reserva natural, también viven los viejos creyentes.

Página web de la reserva (en ruso). http://www.centralsib.ru

La reserva natural Baikal

Fuente: Lori / Legion Media

Esta reserva se encuentra en el óblast de Irkutsk, en el lago Baikal (a 5.110 km. de Moscú). Incluye los santuarios naturales Kabanski y Altacheiski en el territorio de Buriatia. Su principal cometido es la preservación de la naturaleza del lago Baikal.

En esta área del lago viven 360 especies de animales y aves, entre las que abundan las especies raras como, por ejemplo, la avutarda, el águila real, el pigargo europeo, el reno y una especie de pez rara de la familia de los salmónidos, el hucho taimen.

El Baikal está muy protegido. Por sus orillas no se oye retumbar los numerosos trenes que cubren la ruta del Transiberiano, no hay turistas ruidosos, de esos que después dejan a menudo todo lleno de basura. La ruta ecológica más interesante para los amantes de la ornitología es el paraíso de aves Kabanski.

Entre las numerosas actividades que se pueden hacer en la zona destacan los paseos por el Gran Sendero del Baikal (BBT, sus siglas en ruso), el museo de la naturaleza, las voces de los pájaros y de los animales y el estrellado cielo.

Hay varios proyectos internacionales para voluntarios situados cerca donde se puede hacer amigos procedentes de todos los rincones del mundo.

Lo mejor es ver el Baikal en toda su variedad: en un día claro y sin viento, cuando está sereno y azul, y durante una tormenta, cuando el lago adquiere una tonalidad oscura y da la impresión de ser un austero e impenetrable bloque de agua.

Más información sobre la reserva de Baikal http://baikal-zapovednik.ru (en ruso).

La reserva natural Sayano-Shúshenski

http://sayanzapoved.ru (en ruso)

Fuente: shutterstock

El 23 de octubre, zoólogos de todo el mundo celebraron el día internacional del leopardo de las nieves, un depredador único cuya cantidad en el mundo ha disminuido drásticamente.

Según los expertos, sólo quedan 3.500 – 7.500 ejemplares. En la reserva natural Sayano-Shushenski, en el sur del krai de Krasnoyarsk (a 3.955 km de Moscú), el leopardo de las nieves también denominado onza o irbis, es un animal especialmente protegido.

En el territorio de la reserva viven sólo seis panteras de las nieves, por eso ver este animal entre la densa taiga (uno de los principales valores de la reserva es el cedro siberiano, la superficie de bosque de cedros supera los 1.000 km²) o en las laderas montañosas de Sayano Occidental es un auténtico golpe de suerte.

También habitan la reserva natural un gato salvaje llamado manul, jabalíes, linces y lobos. Por supuesto, también hay osos de los que pueden contar historias divertidas y dramáticas los guardias forestales y los guías.

La mejor ruta en esta reserva es el “Viaje por el cañón Sayano”, que se puede adaptar a las preferencias del viajero: la variante más 'salvaje' se hace con tiendas de campaña e incluye largas caminatas en condiciones naturales extremas, pero también hay opciones más confortables, en condiciones más 'civilizadas': con motonaves, cocinero particular y alojamiento en casas de huéspedes bien acondicionadas.

Para obtener más información sobre precio y fechas, escribid a zapoved7@yandex.ru

Para inspirarse:

El documental En busca de la pantera de las nieves (Searching for the Snow Leopard) de National Geographic Channel (en inglés).

Lea más: Siberia, las otras caras del mito>>>