Rusia comienza las pruebas de nuevos proyectiles antidrones

VITALY KUZMIN
La nueva munición dará ventajas a los sistemas de artillería ligera frente a los objetos de vuelo a baja altura y también será capaz de “cegar” a los tanques más modernos.

El complejo de artillería antiaérea “Derivatsia” recibirá nueva munición con proyectiles multifuncionales, perforantes y guiados para 2022. Así lo informa el servicio de prensa de la corporación UralVagonZavod, empresa dedicada a la creación de carros de combate. 

El sistema antiaéreo autopropulsado se basa en el chasis del vehículo de infantería BMP-3 y está equipado con un módulo de cañón automático de 57 mm. El cañón es capaz de disparar munición que detona a distancia, lo que resulta eficaz contra objetivos aéreos que vuelan a baja altura.

El vehículo de combate está diseñado principalmente para combatir drones, misiles de crucero y armas de aviación a baja altura. Pero también es capaz de eliminar objetivos terrestres.

“El calibre máximo de las unidades de artillería que pueden instalarse en los sistemas de control electrónico es de 57 mm. Si tenemos en cuenta la densidad y la precisión de la cadencia de fuego de Derivatsia, podemos afirmar que los proyectiles guiados aumentarán drásticamente la potencia de fuego de una unidad”, declaró una fuente del complejo militar-industrial que pidió permanecer en el anonimato.

Según sugiere, la incorporación de estos proyectiles guiados al arsenal de Derivatsia lo convertirá en una amenaza para los carros de combate en el campo de batalla.

“Golpear un tanque blindado con proyectiles de 57 mm 'cegará' sus sistemas electrónicos y lo hará vulnerable contra otros sistemas de armas rusos”, señaló el experto.

Además, esta munición también aumenta las capacidades en la batalla.

“Ahora podrá atacar vehículos blindados, así como a los puestos de avanzada de los enemigos en el campo de batalla, junto con objetivos aéreos de baja altura”, afirmó.

Según él, gracias a los sistemas optoelectrónicos de guiado y reconocimiento, así como a los avanzados sistemas de control de fuego, Derivatsia no necesita una estación de radar que oculte su posición a los enemigos.

“Además, los canales de teledetección y de imágenes térmicas pueden encontrar eficazmente objetivos en cualquier condición meteorológica sin desvelar la unidad a los enemigos”, concluyó el experto. 

Especificaciones

Con una cadencia de tiro de 120 proyectiles por minuto, Derivatsia es capaz de lanzar una salva entera de proyectiles y detonarlos instantáneamente, con lo que la nube de restos de fragmentación acabará con cualquier dron que se acerque.

En términos de alcance es comparable a los misiles antitanque UMTAS guiados por láser de la OTAN, así como a los sistemas de munición inteligente Roketsan MAM-C y MAM-L, utilizados por la Fuerza Aérea turca.

Una característica particular del cañón AU-220M Derivatsia es su modularidad. En pocas palabras, puede instalarse tanto en equipos pesados, en forma de plataformas de oruga de varias toneladas, como en vehículos de combate de infantería BRM-3 o en vehículos de reconocimiento BRM-3K.

“También existe una versión del AU-220M para aviones de transporte. Esto transforma el Il-76 o el An-12, en términos de potencia de combate, en el equivalente del Hércules C-130 estadounidense. Para los transportes militares, el AU-200M se fabrica en calibres de 30 y 105 mm”, dijo la fuente.

LEE MÁS: Aquí puedes ver cómo es Derivatsia, el nuevo cañón antidrones del Ejército ruso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies