Espectacular foto del rompehielos atómico Taimir en medio de un abismo helado

Слободан Ђукић
Se trata de un buque soviético construido conjuntamente por la URSS y Finlandia. Gracias a su gran peso y potente propulsión, este rompehielos puede cortar una placa de hielo de dos metros de espesor y aguanta temperaturas de -50ºC.

Taimir pertenece a la categoría de rompehielos atómicos, cuyo objetivo es garantizar la navegación a través de los ríos siberianos, que en el período invernal están completamente congelados por el hielo. El barco está diseñado para tener menos calado de lo habitual, algo necesario para una navegación segura en los cauces de los ríos (menos profundidad que en los mares y océanos). Recibió su nombre en honor al rompehielos de vapor Taimir que se fabricó a principios del siglo XX.

El casco del barco se fabricó a finales de los 80 en el puerto Wärtsilä (Helsinki, Finlandia) según una orden de la URSS. Sin embargo, su equipo (un sistema de propulsión basado en el reactor nuclear KLT-40M, así como otros sistemas) fue de fabricación soviética. Además, el acero con el que está hecho el barco también es de origen soviético. En Leningrado (actualmente, San Petersburgo), se fabricó una unidad de propulsión basada en un reactor nuclear, mientras que el cuerpo de un rompehielos de un puerto finlandés fue remolcado en 1988.

En cuanto a la propia unidad de propulsión, podría generar una potencia de unos 50.000 caballos. Gracias a esta información, así como al peso del propio barco, Taimir puede romper hielo de hasta dos metros de espesor. El rompehielos puede usarse a temperaturas tan bajas como -50ºC.

La construcción del rompehielos nuclear Taimir fue un importante punto de inflexión en la cooperación entre la URSS y Finlandia. 

LEE MÁS: 7 gigantescos rompehielos nucleares soviéticos, del Lenin al Leonid Brézhnev

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies