Cómo un helicóptero soviético Mi-26 sobrevoló bases secretas de la OTAN en 1981

Dominio público
Hace casi 40 años el helicóptero más grande y potente del mundo causó un gran revuelo entre los militares, cuando atravesó los cielos de Alemania Occidental e incluso aterrizó en un aeródromo de la OTAN por capricho de un controlador aéreo.

El helicóptero Mi-26 está considerado un aparato único debido a los 14 récords mundiales que alberga, entre los cuales se encuentran récords de levantamiento de carga: 25 toneladas a una altitud de 4.100 metros, 20 toneladas a 4.600 metros, 15 toneladas a 5.600 metros y 10 toneladas a 6.400 metros.

La construcción del modelo del helicóptero Mi-26 comenzó en 1972, recuerda Rossíiskaia Gazeta. Durante su desarrollo se realizaron numerosas pruebas de laboratorio, ya que los diseñadores tuvieron que crear desde cero las aspas de los rotores principal y de cola, la caja de cambios principal del Mi-26 y un nuevo motor de turboeje.

En 1980 el Mi-26 pasó con éxito las pruebas y en junio de 1981 se presentó al público por primera vez en el show aéreo de Le Bourget. El vuelo a París duró unas 17 horas. Hizo paradas en Vilnius, Varsovia, Berlín y Fráncfort.

“Por cierto, fue la primera vez que los alemanes nos permitieron volar a través de Fráncfort del Meno. Nunca sobrevolamos Alemania Occidental, solíamos volar a través del mar del Norte y Dinamarca. Pero esta vez nos dejaron. Y luego resultó que sobrevolamos todas las bases de misiles nucleares de EE UU en Alemania”, recuerda Gurguén Karapetián, piloto de pruebas y héroe de la Unión Soviética, que despegó por primera vez el helicóptero Mi-26.

La aparición del “helicóptero ruso” en los cielos de Alemania Occidental causó un gran revuelo en los círculos militares y diplomáticos cuando el Mi-26 voló sobre las bases nucleares y de misiles de la OTAN.

Después, en París, el helicóptero fue recibido por el primer subdirector general de Aeroflot.

“Se acerca y dice: ‘Escucha, ¿nadie te iba a disparar ahí abajo?..” “No lo creo”, digo. - “¿Qué pasa?” - “Hubo una intercepción de radio de una conversación telefónica, un coronel llamó a la base de la OTAN y exigió levantar los aviones para derribarles”, dijo Gurguén Karapetián a la agencia TASS.

Un capricho y unos cuantos tacos

Por el camino de vuelta se produjo otro inconveniente: un controlador aéreo alemán guió al Mi-26 a uno de los aeropuertos de la OTAN.

“Le pregunté al despachador en inglés: ‘¿Por qué nos trajisteis aquí?’ Y respondió: ‘Tenía que ver ese helicóptero ruso que causó furor en París’. No me quedó otra que soltar algunos tacos en la cabina del helicóptero”, contó el piloto de pruebas.

Después de 43 años, el Mi-26 ha sido reemplazado por una nueva versión del helicóptero superpesado, el Mi-26T2B. El modelo producido en Rostov del Don cuenta con un moderno complejo electrónico a bordo, que hace posible que el aparato vuele de día y de noche. Además, cuenta con un piloto automático para el pilotaje y el aterrizaje. El nuevo sistema de defensa aerotransportada es capaz de repeler el ataque de misiles guiados con radares o cabezas directrices de infrarrojos. En octubre, el Mi-26T2B pasó con éxito las pruebas estatales.

LEE MÁS: Cuando un caza soviético MiG-21PFM aterrizó por error en un aeródromo de la OTAN

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies