Cómo es el Iskander-M, el sistema de misiles tácticos que está “en las narices de la OTAN”

Yuri Smitiuk/TASS
Tiene la capacidad de un arma nuclear y tiene un alcance de 500 km.

El sistema ruso de misiles tácticos Iskander-M es una piedra angular del sistema de defensa de Rusia. 

El complejo estándar incluye dos misiles, cada uno con la potencia de un arma nuclear, pero sin dejar rastros radiactivos o contaminación por radiación.

El sistema es móvil y puede trasladarse rápidamente a áreas fuera de los límites del ataque enemigo. Además, sus misiles vuelan hacia el objetivo situado hasta 500 km de distancia en una trayectoria compleja, más parecida a la de un misil de crucero que a balístico y justo antes del impacto liberan señuelos para confundir los dispositivos de intercepción del enemigo y el radar.

Los únicos sistemas capaces de hacer esto actualmente son los Topol-M, Yars y Sarmat, que son más potentes que el Iskander. Puedes leer más sobre ellos en nuestro artículo.

¿Qué incluye el sistema?

El sistema de misiles tácticos Iskander-M incluye un total de 51 piezas: 12 lanzadores (cada uno con dos misiles), 12 vehículos de carga de transporte, 11 vehículos de mando, 14 vehículos de apoyo, un vehículo de apoyo técnico, un centro de procesamiento de comunicaciones, además de conjuntos de misiles guiados, municiones y herramientas de entrenamiento.

El Iskander-M puede utilizar siete tipos de misiles totalmente indistinguibles a simple vista y puede estar equipado con hasta diez tipos de ojivas.

“Los misiles Iskander pueden equiparse con ojivas cluster (que se separan en el momento de la colisión con el suelo en 54 subproyectos), penetradoras (que destruyen objetivos subterráneos), fragmentadoras, termobáricas e incluso nucleares”, dijo a Russia Beyond Dmitri Litovkin, redactor jefe del periódico Nezavisimoie Voiennoie Obozrenie.

Señaló también que el Iskander, además de su complejo básico que incluye misiles de alta potencia que no contaminan el lugar del impacto, puede llevar una ojiva nuclear y alcanzar el objetivo a 500 km de distancia en cuestión de minutos.

“La capacidad de reempaquetar rápidamente el Iskander lo convierte en una de las armas más formidables de Rusia”, señala el experto.

Según describe, una de las versiones del sistema está equipada con dos misiles de crucero de largo alcance capaces de golpear no solo la infraestructura terrestre, sino también los buques.

Ubicación y misión

Las baterías Iskander-M se encuentran en las regiones de Kaliningrado, San Petersburgo, el Cáucaso Norte y Crimea.

En palabras de Litovkin, “justo debajo de las narices de la OTAN”.

“El Ministerio de Defensa ruso estacionó los Iskander en Kaliningrado después de que los estadounidenses comenzaran a construir un escudo antimisiles en Polonia y Rumania con lanzadores universales Mk-41, que, además de armas antibalísticas, pueden disparar misiles de crucero BGM-109 Tomahawk. Estos pueden alcanzar fácilmente todas las instalaciones nucleares y no nucleares de la Rusia europea, por lo que tuvimos que contrarrestar la amenaza”, explica Litovkin.

Rusia refuerza su sistema de defensa por la expansión de OTAN en Europa.  

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies