Cómo una red neuronal artificial aprendió a reconocer Rusia

Getty Images
Si todos los osos, tanques, iglesias con cúpula de cebolla y gente bailando en cuclillas son eliminados de la imagen, no es tarea fácil.

Yandex, la mayor empresa de Internet de Rusia, ha lanzado un juego en línea que invita a los jugadores a adivinar dónde se tomaron unas fotos. Las imágenes son sacadas de una base de datos de fotos subidas por los usuarios a la aplicación Yandex.Maps (similar a Google Maps). Los jugadores humanos compiten contra Alisa, una red neuronal especialmente entrenada y que ya se utiliza como asistente de voz en muchos productos de Yandex.

Para enseñar a Alisa a identificar ciudades, los desarrolladores tomaron fotos de los usuarios de la base de datos de Yandex.Maps y las dividieron en dos grupos. A Alisa se le mostró el primer grupo de imágenes y se le dijo dónde se tomó cada foto. Después de ver varios miles de fotos, la red neuronal se formó una idea de cada país basada en un conjunto específico de características.

Para averiguar qué detalles usaba Alisa para reconocer una ciudad o un país en particular, los desarrolladores cortaron cada foto en pequeñas casillas y de nuevo mostraron algunas de estas piezas a la red. Después de eso, a Alisa se le mostraron otros segmentos de fotos que “ella” no había visto. A pesar de que a menudo no se cumplieron las expectativas, el sistema identificó algunos fragmentos con éxito. De esta manera, los desarrolladores pudieron determinar qué fragmentos estaban ayudando a la red neuronal a adivinar la localidad donde había sido hecha.

“Por ejemplo, Alisa reconoce a los Países Bajos por la combinación de paredes de ladrillo oscuro y los contornos blancos de las ventanas, e Irán por sus característicos arcos y fachadas ornamentadas”, informó el servicio de prensa de Yandex.

El segundo grupo de fotos se usa sólo en el juego. Son imágenes que la red neuronal no ha visto antes y no están programada para que las recuerde durante el juego.

Por ahora, los humanos tienen una ligera ventaja sobre la red neuronal, ya que Alisa no ha aprendido a reconocer las matrículas de los automóviles, los textos de los letreros o las banderas nacionales. Y bajo las reglas del juego, el sistema no está autorizado a buscar imágenes similares en Internet, lo que le simplificaría enormemente la tarea.

Para desafiar a Alisa en un juego, haz clic aquí. Y trata de detectar la diferencia entre Samara y Kostromá aquí.

Pincha aquí para ver un grafiti creado en Rusia por Inteligencia Artificial.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies