La construcción de la fábrica de rifles Kaláshnikov en Venezuela sufre un nuevo retraso

Vitaly V. Kuzmin
Según la última información, las obras terminarán en 2020-2021. Antes se había anunciado que el país latinoamericano empezaría a producir los fusiles rusos ya en 2019.

La agencia TASS informa que la construcción de la fabrica de rifles Kaláshnikov en Venezuela terminará entre 2020 y 2021. Así lo comunicó el pasado 28 de agosto el director del Servicio Federal de la Cooperación técnico-militar, Dmitri Shugáiev. El funcionario subrayó que el retraso se debe a la situación actual en el país latinoamericano. 

La contrucción de la fábrica de rifles se está realizando en el marco de un contrato firmado en julio de 2006. Se espera que los especialistas venezolanos empiecen a fabricar los rifles AK-103 y la fábrica produzca en torno a 25.000 unidades y más de 50 millones de cartuchos al año.

En diciembre de 2016 el entonces vice primer ministro, Dmitri Rogozin, informó que la fabrica entraría en servicio en 2019. Este plazo fue confirmado el ministro del Poder Popular para la Defensa de Venezuela,Vladimir Padrino López después de las negociaciones mantenidas con su homólogo ruso, Serguéi Shoigú, en abril de 2018. 

En julio de este año el director general de la entidad exportadora de armas rusa, Rosoboronexport, Alexander Mijéiev, subrayó que Venezuela cumple todos los compromisos asumidos para la construcción de la fábrica de rifles Kaláshnikov en este país, lo que permitirá entregarla en el tiempo previsto, según informó Russia Beyond

Cabe destacar que el acuerdo para la construcción en Maracay (estado de Aragua) de una fábrica de fusiles AK-103 y sus municiones fue impulsado personalmente por Hugo Chávez que pretendía proteger con los fusiles Kaláshnikov “cada calle, cada callejón, cada esquina” del país. Finalmente, el acuerdo fue firmado por Rusia y Venezuela en 2006. Un año antes, el país latinoamericano adquirió 100.000 nuevos fusiles AK-103.

Sin embargo, la construcción de la fábrica ha sufrido numerosos inconvenientes y retrasos. De hecho, en 2014, sus obras fueron suspendidas temporalmente debido a un fraude a gran escala por parte de la compañía adjudicataria de la obra. La construcción de la fábrica de Kaláshnikov en Venezuela se reanudó en 2016. 

Drones rusos armados con fusiles Kaláshnikov: las guerras del futuro están aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies