Drones rusos armados con fusiles Kaláshnikov: las guerras del futuro están aquí

mai.ru
Un VANT equipado con un rifle se transformará en pocos años en todo un batallón volador, que reemplazará a los soldados en el campo de batalla y será capaz de destruir a las fuerzas terrestres enemigas y sus drones.

A finales de marzo Rusia presentó un nuevo dron con una carabina Vepr-12 a bordo. Dentro de poco el Ejército ruso adquirirá un nuevo aparato aéreo que reemplazará a los soldados en el campo de batalla y llevará a cabo todas las tareas de combate.

El nuevo modelo está en fase de pruebas actualmente, pero ha demostrado ser capaz de atacar objetivos con racimos de metralla, cartuchos y balas de escopetas con calibre 12. El alcance efectivo de los disparos es de unos 50 metros. El retroceso no desvía el dron, que tampoco cae hacia los lados, y el “monstruo volador” podrá seguir disparando hasta que se quede sin munición y tenga que volver a la base.

Además, el Consorcio Almaz Antéi, que patentó el desarrollo, está considerando crear una variante con un rifle de asalto Kaláshnikov de calibre 7,62x39 mm a bordo, en lugar de una carabina. Sería una solución muy eficiente ya que el calibre 7.62x39 es el más común del mundo, y permitiría reabastecer la munición del dron con cartuchos capturados en almacenes situados en una zona de combate del enemigo.

Entre otras características conocidas, este “dron asesino” (como fue apodado en el campo de pruebas después de destruir tanto objetivos en tierra como un avión teledirigido) es capaz de despegar y aterrizar verticalmente. Puede permanecer en el aire durante 40 minutos sin recargar.

Otra característica clave de estos drones es su capacidad para crear un batallón volador con 30 o 40 unidades. Según militares y analistas, los Ejércitos del futuro se basarán en “drones que van en enjambre” y sustituirán a los humanos en el campo de batalla. Afirman que estos aparatos operarán con inteligencia artificial para identificar y eliminar de forma independiente los objetivos enemigos.

Anteriormente los fabricantes de armas rusos presentaron una versión ampliada de este dron, que tiene un peso de 20 toneladas y se llama Ojótnik. Este aparato tiene como misión sustituir tanto a los humanos como a los aviones de combate. Aquí puedes ver en detalle cómo es este nuevo dron pesado de ataque.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies