Esto es todo lo que se sabe hasta ahora del temible dron pesado de ataque ruso Ojótnik

Wikipedia (CC BY-SA 4.0)
Uno de los primeros vehículos aéreos no tripulados de Rusia podrá desplegar armas diseñadas para cazas de quinta generación y proporcionar una plataforma para probar tecnología aeronáutica del futuro.

Las primeras fotos del último avión teledirigido ruso, el Ojótnik-B (Cazador-B), tomadas durante unas pruebas cerca de Novosibirsk, fueron vistas en Internet a principios de febrero.

Como se puede apreciar en las imágenes, la máquina es del tipo ala voladora, proporcionando así una mejor cobertura contra las defensas aéreas enemigas y permitiendo que el avión teledirigido transporte más potencia de fuego.

El Ojótnik está siendo desarrollado (supuestamente en secreto) por la Oficina de Diseño de Sujói, la empresa que creó el caza Su-57 de quinta generación de Rusia. Esto es lo que hemos conseguido averiguar a través de fuentes públicas, así como de los propios contactos de Russia Beyond en la industria de defensa rusa.

El Ojótnik pesa alrededor de 20 toneladas y tiene una velocidad máxima de 1.000 km/h (casi la velocidad del sonido).

Sin embargo, la revista francesa Air&Cosmos ha sorprendido a los expertos militares al hablar de otras características bien distintas del Ojótnik. Según la revista, la velocidad de este aparato a baja altura sería de 1.400 km/h, con un peso de 25 toneladas, 14 metros de largo y una autonomía de vuelo de 5.000 km.

El dron es altamente autónomo gracias a estar equipado con IA. Además, parte de su tecnología y municiones han sido tomadas del caza de quinta generación Su-57.

“El arsenal del Ojótnik incluye misiles aire-tierra y una serie de bombas (controladas por el operador y de planeo) que no irán dispuestas bajo las alas, sino que se ocultarán dentro del fuselaje para reducir la visibilidad en el radar enemigo”, declaró el profesor Vadim Koziulin de la Academia Rusa de Ciencias Militares a Russia Beyond.

Entre ellas se incluyen potencialmente la bomba incendiaria de alta fragmentación y alto poder explosivo OFZAB-500PMV y la bomba explosiva de aire-combustible ODAB-500PMV, ambas usadas durante la campaña en Siria.

“No se trata de uno de los primeros aviones teledirigidos de combate construidos en Rusia, sino de una plataforma para probar tecnologías de combate de sexta generación. Deseo recalcar que las especificaciones todavía se están finalizando, pero la característica principal ya se conoce: me refiero a los sistemas totalmente robotizados”, aclaró Koziulin.

En términos militares rusos, “totalmente robotizado” significa el no tener piloto y la capacidad de tomar decisiones de batalla de manera independiente de principio a fin. “La máquina ya realiza el ciclo completo de operaciones de combate, con la excepción del despliegue de armas en combate. Esta función corresponde al operador humano”, añadió.

Según Koziulin, el fuselaje está hecho de materiales compuestos, con un revestimiento radio-reflectante basado en tecnología de ocultación.

¿Sabías que México compró drones rusos? Pincha aquí para conocer los datos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies