¿Cómo es la ‘Katiusha del siglo XXI’?

Sistema de lanzamiento múltiple Tornado-G.

Sistema de lanzamiento múltiple Tornado-G.

Vitali V. Kuzmín
Contará con toda una serie de artefactos incendiarios con los que ahuyentará a los terroristas de sus escondites.

Rusia ha adquirido una nueva partida de “Katiushas del siglo XXI”, el sistema de lanzamiento múltiple Tornado-G (MLRS), que reemplazará a los obsoletos sistemas de una clase similar que quedaron en el Ejército ruso desde la época soviética.

El primer sistema de cohetes de artillería ya ha entrado en servicio. Lo ha hecho en las unidades de tropas de tierra cerca de Volgogrado (1.000 km al sur de Moscú), y ahora todas las unidades especializadas de Rusia están listas para conseguirlos.

Especificaciones del arma

El Tornado es un arma ultrasecreta rodeada de todo tipo de mitos y leyendas, como la mayoría de los nuevos proyectos militares. La mayoría hacen referencia a su gran potencia de fuego y se dice que este es la envidia de los misiles nucleares y de crucero.

En realidad, hay dos versiones del Tornado, para misiles de calibre de 122 mm y de 300 mm. Cada sistema cuenta con 40 tubos de lanzamiento y sus salvas se parecen a las de los famosos lanzacohetes Katiusha soviéticos que a menudo se ven en las imágenes de archivo de la Segunda Guerra Mundial.

La cantidad de los tipos de cohetes para el Tornado ha aumentado significativamente como resultado de los avances tecnológicos. Se sabe con certeza que hay cuatro nuevas municiones desarrolladas específicamente para el Tornado-G: dos cohetes de artillería con múltiples ojivas de carga y dos tipos con ojivas de fragmentación altamente explosivas. Su alcance máximo es de unos 40 km, aunque algunos expertos de Internet afirman que los cohetes pueden volar 100 km hasta “agarrar al enemigo por el cuello”.

El lanzador también ha sido equipado con un moderno sistema de control y guiado a distancia, que permite a la tripulación de dos personas establecer el objetivo, apuntar, fijarlo y disparar sin salir de la cabina. Además, el lanzador cuenta con un sistema de navegación por satélite “cerrado” que, junto con todo lo demás, aumenta significativamente la capacidad de disparo en comparación con todos sus predecesores soviéticos. Gracias a todo ello se ha reducido el tiempo necesario para el despliegue, tanto en las posiciones emplazadas como en las no preparadas y se ha mejorado la precisión de los disparos.

Al mismo tiempo, el sistema tarda 20 segundos en disparar toda su carga de 40 cohetes de artillería y puede pasar de la posición de combate a la posición de desplazamiento en 30 segundos, para trasladarse a un nuevo lugar o a una cubierta protectora para recargar.

La nueva generación de misiles rusos de alcance intermedio

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies