Todo lo que necesitas saber sobre el sistema de defensa antimisiles ruso S-350 Vítiaz

Ramil Sitdíkov/Sputnik
El nuevo sistema será la ‘última frontera’ de la defensa antimisiles de Rusia. Interceptará y destruirá misiles que vuelan bajo y aviones enemigos que hayan esquivado otros sistemas de defensa aérea.

A mediados de abril concluyeron en Rusia las pruebas del sistema de misiles antiaéreos de corto y mediano alcance de próxima generación, conocido como S-350 Vítiaz (Caballero, en ruso). Representa el último avance en la la defensa antimisiles, que tiene como objetivo derribar misiles y cazas enemigos que han logrado evadir otras defensas aéreas.

La especialidad del S-350 consiste en interceptar objetivos que vuelan a baja altura, como misiles de crucero que “abrazan” el terreno a medida que se acercan al objetivo, así como de grandes vehículos aéreos no tripulados.

El sistema está equipado con guía térmica infrarroja. Además, cuenta un misil con el radar buscador activo del S-400, adaptado especialmente para ello.

Dentro del S-350

El nuevo Vítiaz contiene un lanzador autopropulsado con 12 antimisiles a bordo y un radar con cobertura aérea de 360º (el rival estadounidense más cercano, el sistema de defensa antiaérea Patriot, tiene un rango de exploración de tan solo 180º).

Por otro lado, el S-350 cuenta con al menos tres lanzadores, lo que le permite lanzar 36 misiles simultáneamente.

“El Vítiaz será particularmente efectivo junto con el nuevo S-400. Imagínense, el S-400 Triumf defenderá a los combatientes y bombarderos enemigos a una distancia de 500 km, mientras que el S-350 protegerá de los ataques masivos con misiles de crucero”, explica Dmitri Safónov, exanalista militar del periódico Izvestia.

El experto considera que, a pesar de que el S-350 se centra en la destrucción de objetivos que vuelan bajo, también podrá eliminar otras amenazas cuando sea necesario.

“Al sistema no le importa lo que esté disparando. Pueden ser misiles guiados, balísticos o de crucero, bombas aéreas, proyectiles de ataque de precisión autoguiados, aviones (cazas y aviones de ataque), helicópteros o aviones teledirigidos espía y de ataque. El S-350 está construido para enfrentarse a todos los objetivos, por si acaso”, explicó.

Al mismo tiempo, es operativo en un rango de temperaturas que va desde los -50ºC a los +50ºC. También es capaz de funcionar cuando se expone a todo tipo de interferencias de radio del enemigo.

“Cabe destacar que en el nuevo sistema se utilizaron los desarrollos del proyecto KM-SAM, diseñado específicamente para Corea del Sur. En general, el S-350 tiene un gran potencial en el mercado de armas. Puede complementar los contratos de entrega del S-400 Triumf a Turquía, India y China, debido a su capacidad para alcanzar cualquier misil a quemarropa. El hermano mayor, el S-400, opera a una distancia de 100 km”, añadió Safónov.

Especificaciones técnicas del S-350 Vítiaz

Número máximo de objetivos disparados simultáneamente:

  • aerodinámicos/vuelo bajo: 16
  • balísticos: 12

Número máximo de misiles teledirigidos simultáneamente: 32

Zona de cobertura aérea:

  • alcance: 1,5 - 60 km
  • altitud: 10 m - 30 km

Tiempo necesario para preparar el combate: 5 min

3 potentes sistemas armamentísticos rusos sin equivalentes en el mundo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies