Por qué el Tu-104 era el avión de pasajeros soviético más peligroso

Lars Soderstrom/Wikipedia
A pesar de que el Tu-104 simboliza el inicio de la aviación civil mundial, su tasa de accidentes estuvo por encima de cualquier límite razonable.

Pionero de la aviación comercial soviética y uno de los primeros aviones de pasajeros del mundo, el Tu-104 estaba destinado a ser el orgullo de la Unión Soviética. Sin embargo, no lo fue.

Por el contrario, el Tu-104 se convirtió en el avión de pasajeros soviético más peligroso de la historia. De los 201 producidos, 37 se perdieron en accidentes aéreos, casi una quinta parte. 1.137 personas murieron como consecuencia de estas catástrofes.

Como muchos otros aviones de pasajeros diseñados en la Unión Soviética en la década de 1950, el Tu-104 se basaba en un avión militar, en este caso en el  bombardeo estratégico Tu-16.

Nikita Jrushchov estaba muy orgulloso del avión. Durante una visita a Londres en 1956, ordenó que tres Tu-104 volasen a la capital británica, algo que conmocionó a los europeos y demostró que la Unión Soviética había dado un gran paso adelante en la aviación civil.

Jrushchov planeaba volar a Londres a bordo de un Tu-104, pero el avión preocupaba a su servicio de seguridad, y el líder soviético fue disuadido de hacerlo.

El uso posterior del Tu-104 demostró que el avión estaba lejos de ser perfecto. Cuando volaba, el Tu-104 era muy poco fiable y difícil de controlar. A menudo, el avión sufría del llamado balanceo del holandés, un movimiento de guiñada contrario al de alabeo. El Tu-104 también era muy vulnerable a calarse a baja velocidad. Además, la calidad de su electrónica embarcada dejaba mucho que desear.

Los pilotos se quejaban mucho de las características del avión. Sin embargo, los diseñadores de la oficina de Túpolev se negaron a aceptar el hecho de que el avión tuviera algún problema y, en su lugar, acusaron a los pilotos de falta de profesionalidad.

La situación cambió después de que un Tu-104 se estrellara en un vuelo Pekín-Moscú en 1958. El avión tomó una poderosa corriente ascendente, y entró en un giro profundo e imparable. Mientras el avión caía, su capitán Garold Kuznetsov relató con calma todas las acciones realizadas por la tripulación y todo lo que sucedía con el avión al control de tráfico aéreo.

Sus inestimables comentarios ayudaron a arreglar muchas de los fallos técnicas del avión. Sin embargo, el número de accidentes aéreos siguió siendo elevado.

Varios Tu-104 fueron entregados a laboratorios científicos y utilizados para entrenar a cosmonautas, entre ellos Yuri Gagarin y el primero en dar un paseo espacial Alexéi Leónov.

Aunque la dirección soviética trató de ocultar toda la información sobre las catástrofes aéreas, el Tu-104 se ganó una mala reputación entre la población. En los años 60 apareció una canción popular llamada El Tu-104 es el mejor avión. La letra, sin embargo, afirmaba lo contrario. “El Tu-104 es el avión más rápido, te llevará a tu tumba en dos minutos”, decía una de sus frases.

La producción de Tu-104 cesó en 1960, sólo cinco años después de su lanzamiento. La nueva generación de aviones de pasajeros hizo que la aeronave quedara obsoleta.

Sin embargo, los líderes soviéticos no vieron ninguna razón importante para dejar en tierra un avión tan peligroso, y el Tu-104 fue utilizado durante otros 19 años, sufriendo más desastres e incidentes. Sólo en 1979, después de otro accidente importante, se prohibió que el aparato llevase a cabo vuelos civiles.

En la Unión Soviética era una práctica común que los militares siguieran utilizando aviones después de que estos abandonasen el sector civil. Con el Tu-104, sin embargo, este período de uso fue bastante corto.

En 1981, un Tu-104 se estrelló en la región de Leningrado, matando a todos los altos mandos de la Flota soviética del Pacífico, incluidos 16 almirantes. La aeronave fue retirada inmediatamente del uso militar.

Sin embargo, la puesta en servicio del peligroso Tu-104 tuvo algunos puntos positivos. El inicio de la aviación de pasajeros en la Unión Soviética requirió nuevos niveles de infraestructura aeroportuaria y de confort de vuelo. Los aeropuertos fueron mejorados y ampliados de manera significativa, y por primera vez se ofreció a los pasajeros asientos cómodos y comidas calientes con bebidas frescas.

El Tu-104 estaba lejos de ser el avión perfecto, pero como pionero de la aviación civil sirvió de base para las nuevas generaciones de aviones de reacción, como el mucho más exitoso Tu-154.

Pincha aquí para leer sobre la influencia de los accidentes en la renovación de la Fuerza Aérea rusa

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies