¿Otra locura rusa? Vuelta al mundo en 150 horas en un avión movido por energía solar

El viajero ruso Fiódor Kóniujov, que recientemente completó la vuelta al mundo en globo, está preparado para una nueva aventura. Planea volver a realizar su viaje, pero esta vez en un avión solar, creado por los desarrolladores rusos.

El nuevo proyecto se llama Albatros y tiene como objetivo crear un avión para realizar el primer vuelo sin escalas alrededor de la tierra con energía solar. Se planea que se realice en 2020, pero para que el proyecto sea viable falta obtener gran cantidad de datos.

Como parte del proyecto, los desarrolladores han creado un laboratorio volante de energía fotovoltaica. Este método convierte energía solar en energía eléctrica y está equipado con los exclusivos módulos solares flexibles, producidos por la empresa moscovita TEEMP.

“Tienen una eficiencia superior al 22%, son capaces de capturar tanto la luz solar directa como la reflejada”, explicó Serguéi Kurílov, director general de TEEMP.

Se instalan en varios lugares de la aeronave: en las superficies superior e inferior del ala, en las tapas del chasis y en la parte superior del fuselaje. Un calentador eléctrico permite mantener una temperatura agradable en el interior de la aeronave durante vuelos largos a grandes alturas.

El laboratorio fotovoltaico se presentó a finales de octubre en Skólkovo, el mayor centro tecnológico de Rusia.

“Hay que desarrollar toda una gama de nuevas soluciones tecnológicas para hacer realidad la primera vuelta al mundo”, afirmó Mijaíl Lifshits, director del proyecto Albatros. Según él, la creación del laboratorio fotovoltaico es la etapa más importante del proceso.

“Aún no sabemos cuánta energía podría acumular un avión en diferentes latitudes y a diferentes horas del día”, explicó. Los desarrolladores necesitan cálculos para diseñar el avión.

La vuelta al mundo tendrá lugar a una altitud de 12-14 km, a una velocidad media de 210 km/h. Está previsto que el avión sobrepase los 35.000 km en 150 horas, sobrevolando el territorio de Australia, Nueva Zelanda, Chile, Argentina, Brasil y Sudáfrica.

Según los autores del proyecto, el 80% del vuelo tendrá lugar sobre las aguas de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico.

Así dio la vuelta al mundo en globo Kóniujov.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies