Los minidrones terroristas tienen los días contados gracias a un nuevo sistema antiaéreo de Rusia

Michael Jerdev
El Ejército ruso ha estado creando formas de lidiar con los aviones teledirigidos terroristas, que son baratos pero letales. Algunos no son más grandes que una tostadora.

El principal fabricante ruso de vehículos pesados de oruga, Uralvagonzavod, ha presentado tanto un nuevo sistema antiaéreo como la versión mejorada de un vehículo de combate de infantería de tiempos soviéticos.

Estos sistemas fueron el punto culminante de la presentación de la compañía en la exposición militar Army-2018 celebrada en las afueras de Moscú a finales de agosto.

Basurmanin

La primera nueva propuesta de la compañía fue una versión mejorada del vehículo de combate de infantería BMP-1 bautizado como Basurmanin (“infiel” en ruso). El fabricante se enfrentó a la complicada tarea de convertir a este dinosaurio soviético en un monstruo de nueva era capaz de luchar junto a los nuevos sistemas de batalla del Ejército ruso. Si la tarea ha sido cumplida o no, la respuesta llegará después de que se realicen pruebas militares en Siria. Mientras tanto, he aquí un resumen de las nuevas características del modelo actualizado.

La primera nueva propuesta de Uralvagonzavod fue una versión mejorada del vehículo de combate de infantería BMP-1 bautizado como Basurmanin.

En primer lugar, el vehículo tiene una nueva estación de armas prestada del BTR-82A. Esta incluye una ametralladora automática de 30 mm 2A72, una ametralladora PKTM de 7,62 mm, así como un sistema combinado TKN-4GA-01 con mira antiaérea, que puede funcionar las 24 horas del día en todas las condiciones meteorológicas. También está equipado con un nuevo estabilizador de armas y un sistema de misiles guiados antitanque PTRK 9K115 Metis. El nuevo cañón de 30 mm de Basurmanin también se utiliza en los helicópteros de ataque Ka-52 y Mi-28N.

Los diseñadores redujeron deliberadamente la velocidad de disparo del arma de 550 a 330 rondas por minuto, con la idea de mejorar la precisión y economía de la munición.

Gracias a la nueva estación de armamento, Basurmanin puede ser empleado eficazmente tanto contra tropas como contra vehículos ligeramente blindados a distancias de hasta 2 km, así como contra helicópteros que vuelen bajo.

Sistema antiaéreo para combatir aviones no tripulados

Durante los combates en Oriente Medio, las tropas rusas y de la OTAN se enfrentaron a nuevas armas letales utilizadas por los terroristas: pequeños aviones teledirigidos equipados con bombas no guiadas.

Los diseñadores de Uralvagonzavod han creado un sistema de cañón antiaéreo autopropulsado, el 2C38 Derivatsia-PVO.

Uno puede preguntarse lo peligroso que puede ser en realidad un “helicóptero” improvisado del tamaño de una tostadora, pero otro problema además del daño que estos pueden causar es el alto coste de derribarlos. Cada misil Tor-M2 o Pántsir-C1 cuesta millones de rublos, y las ametralladoras de 30 mm del Pántsir disparan a una velocidad de 5.000 rondas por minuto, pero estas armas están pensadas para neutralizar objetivos más grandes, como aviones de ataque, misiles de vuelo rasante, etc. Los aviones teledirigidos, improvisados y baratos, pueden agotar la munición de los sistemas de defensa aérea de alta tecnología de Rusia. En última instancia, esta sería una posible estrategia para despejar el camino y lanzar un ataque más potente.

Los diseñadores de Uralvagonzavod han creado un sistema de cañón antiaéreo autopropulsado, el 2C38 Derivatsia-PVO, para destruir pequeños objetivos aéreos, pero este también puede utilizarse contra misiles de crucero y cohetes aire-tierra. Los soldados especialmente hábiles también podrán utilizar este nuevo sistema contra vehículos ligeramente blindados e infantería que se encuentren escondidos en edificios de ladrillo y otras fortificaciones.

2C38 Derivatsia-PVO.

El fabricante describe la carga de munición del nuevo sistema como única. Además de los clásicos proyectiles de fragmentación, trazado y perforación de blindaje de 57 mm para el cañón automático S-60, este está dotado de algunas municiones nuevas: proyectiles de artillería guiada multifuncionales con una espoleta temporizadora.

El sistema de misiles antiaéreos puede funcionar a cualquier hora del día o de la noche y con cualquier tiempo, y puede resistir las contramedidas ópticas y electrónicas desplegadas por el enemigo. El sistema es capaz de detectar, rastrear y atacar objetivos de forma independiente y usando como base los datos del puesto de mando central.

Además, para la destrucción de cada objetivo, el sistema “inteligente” seleccionará independientemente la munición más efectiva.

Pincha aquí para ver los primeros drones de combate de Rusia. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies