Se muestran en Moscú los primeros drones de combate de Rusia

Vitali V. Kuzmín
El avión y el helicóptero serán capaces de transportar bombas guiadas y no guiadas.

Durante el ensayo del desfile militar, que se celebró en Moscú el pasado 27 de abril, el ejército mostró los primeros drones de combate “Korsar” (Corsario), capaces de cargar con bombas y misiles mientras desarrollan operaciones de reconocimiento.

Grandes pájaros

“Korsar” está diseñado con dos variantes. La primera es un avión de 200 kg y 6 metros de envergadura de ala, hecho a base de resinas compuestas. Está diseñado para misiones de reconocimiento, suministro de cargas, bombardeo de objetivos en tierra con misiles guiados y no guiados y para establecer barreras de guerra electrónica. Tal y como muestran las fotos del desfile, puede utilizar los misiles de ataque conocidos como Terminator-2, la devastadora arma utilizada por la recientemente creada unidad de apoyo de combate.

La segunda es un dron en forma de helicóptero con las mismas funciones y armamento que el primero.

“El segundo se puede utilizar en varias situaciones y será capaz de aterrizar en cualquier lugar, incluso en barcos que se balancean en mitad del mar. Así que los helicópteros se han creado para unas circunstancias de batalla más duras que las del avión, que puede ser un arma barata y de ataque rápido”, explica a Russia Beyond, Víktor Murajovski, editor en jefe de la revista Arsenal Otéchestva.

Según él, se trata de los primeros drones del país que pueden cargar con bombas guiadas y no guiadas. Todos los modelos anteriores se crearon para operaciones de reconocimiento.

“Korsar” está diseñado para eliminar los vehículos ligeros blindados, puestos de avanzada así como la infantería.

“Visualmente la nueva creación se parece mucho al dron de reconocimiento estadounidense RQ-7A Sahdow 200. Pero para el modelo ruso los ingenieros han sido capaces de aumentar las características técnicas”, añade el experto. El nuevo aparato podrá pasar hasta 12 horas en el cielo y eliminar objetivos a 200 km de distancia.

Por qué es especial

“En todos los desfiles del Día de la Victoria de los últimos años, se están mostrando las nuevas armas adquiridas por el ejército. En 2015 se presentó el tanque de nueva generación T-14 Armata así como los sistemas de artillería Koalitsia. Este año traerán las unidades de apoyo a la infantería Terminator-2, recién llegadas, junto con los drones capaces de cargar con bombas”, explica el analista militar Dmitri Safónov a Russia Beyond.

Según este experto, los drones son un añadido importante al ejército ruso ya que, en los últimos años, los aviones sin piloto se han convertido en una nueva tendencia de la ingeniería militar y en muchos ejércitos del mundo han aparecido aparatos de este tipo.

“Se utilizan mucho durante las operaciones de EE UU y la OTAN en Afganistán. Al mismo tiempo, han sido duramente criticados por la cantidad de bajas civiles que han causado debido a la información errónea de inteligencia y porque los operarios disparaban contra objetivos civiles ya que en las pantallas no podían diferenciar entre terroristas y gente corriente. Veamos cómo ha hecho el Ejército ruso sus propios drones”, añadió el analista.

Los expertos creen que en los próximos meses estas máquinas pasaran pruebas de combate en la campaña siria, ya que vuelve una escalada del conflicto en la región.

El presidente Putin presentó nuevas armas a principios de este año, hemos escrito este artículo en el que las describimos detalladamente.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies