‘Proyecto Gato’: científicos buscan una vacuna para las alergias al felino

P. Wegner/Global Look Press
Hay el doble de alérgicos a los gatos que a los perros. Los intentos por desarrollar una vacuna no han tenido éxito hasta el momento. Laboratorios en Rusia y Austria trabajan para encontrar un remedio y, últimamente, han hecho grandes progresos.

Los gatos son muy monos, mullidos y ronronean, pero son también uno de los animales más peligrosos para los humanos, simplemente porque viven con nosotros. La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología de EE UU (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology) afirma que aproximadamente 50 millones de estadounidenses son alérgicos a los gatos, y que casi uno de cada siete niños entre los 6 y 19 años padecen esta condición.

Hay una serie de alérgenos de los gatos que son conocidos pero es difícil desarrollar una vacuna contra todos ellos. Una de las terapias más conocidas es Cat-SPIRE. Sin embargo, no tuvo éxito ya que en la última fase de los ensayos clínicos, se demostró que el placebo era tan eficaz como la vacuna.

Aunque científicos rusos y austriacos están desarrollando una vacuna genéticamente modificada. La Universidad Séchenov de Moscú y la Universidad Médica de Viena lanzaron el “Proyecto Gato”, que espera encontrar nuevos medicamentos, efectivos contra todos los alérgenos felinos.

Según Alexander Karaúlov, jefe del departamento de Inmunología Clínica e Investigación de Alergias del Instituto de Medicina Molecular de la Universidad Séchenov, los alérgenos de los gatos son proteínas que se encuentran en el pelo del animal, en la saliva, en el sudor y en las crías.

Los científicos creen que es importante que el nuevo medicamento no se base en proteínas naturales, sino en versiones recombinantes, es decir, en proteínas creadas artificialmente usando métodos de biotecnología.

“Ya se han creado ocho alérgenos recombinantes. Ahora vamos a estudiar la acción de sus diferentes combinaciones en la vacuna”, señaló Karaúlov.

Los investigadores afirmaron que se han hecho avances con el uso de proteínas para la vacuna. Son artificiales y no proceden de los gatos.

“Hemos reducido su potencial alergénico para facilitar la terapia a los pacientes”, afirma Rudolf Valenta, director del Instituto de Fisiopatología e Investigación Alérgica de la Universidad Médica de Viena.

La nueva medicación producirá anticuerpos protectores que previenen el desarrollo de los síntomas de la alergia. Posteriormente debería ser posible utilizar esta medicación para prevenir completamente el desarrollo de la alergia a los gatos.

“Podremos vacunar a mujeres embarazadas para que ellas transfieran estos anticuerpos a sus bebés”, declaró el profesor Valenta.

Según la alergóloga e inmunóloga, Marina Apletáieva, la vacuna en la que trabajan los científicos será segura. “El uso de antígenos artificiales inactivos abre nuevas perspectivas y puede mejorar la calidad de vida de las personas que sufren de estas alergias”, afirmó.

Estas ocho razas de gato son originarias de Rusia. Disfruta con las fotos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies