¡Por la cara! Paga una pizza con un sistema de reconocimiento facial

Reuters
El servicio Selfie ToPay ayuda a transformar un selfie en una forma de pago. Ya se ha probado en Rusia y en junio la cadena de restaurantes Papa John’s pizza y otros 250 locales de Moscú y San Petersburgo contarán con el servicio.

Cada cara es única, incluso dos gemelos idénticos no tienen los mismos rasgos faciales y resulta imposible falsificarlo. Una serie de parámetros únicos te puede proteger de los hackers y de los criminales. Y lo que es más importante, la tecnología será capaz de identificarte incluso un sábado por la mañana, cuando tu propia madre tiene dificultades para ello.

Según VisionLabs, una startup rusa que ha creado SelfieToPay, las redes neuronales artificiales son capaces de identificarte a pesar de tus ojeras tras una noche de fiesta. El servicio se ha probado en dos cadenas de comida rápida en Rusia: la pizzería Papa John´s y la cadena de cafeterías Coix introducirán SelfieToPay en junio.

Para hacer el pago un cliente tendrá que descargar la aplicación de AppStore o GooglePlay, enlazar una tarjeta de crédito y escanear la cara. Los datos biométricos se guardarán en la base de datos del servicio. No hay necesidad de contar con un aparato o con cartera y puedes dejar en casa tanto tu iPhone como las tarjetas de crédito. Todo lo que necesitas es echar una mirada a la lente y dejar que la cámara lea tu cara. Sin embargo, para utilizar el método de pago, el restaurante o la cadena de comida necesitan contar con una cámara especial e instalar un programa.

“Comenzamos a probar el sistema hace medio año. Se han pagado miles de facturas con datos faciales y el porcentaje de precisión es del 99,7%”, explica Alexander Janin a Russia Beyond. “Son raros los errores en los que la cámara es incapaz de identificar al cliente y solo se producen cuando una persona mira hacia otra dirección o si el restaurante utiliza una cámara vieja”.

VisionLabs también probó esta tecnología con el banco moscovita PochtaBank. El sistema fue capaz de identificar a los clientes y de facilitar su historial de crédito.

Tanto las gigantes empresas de tecnología internacionales como pequeñas startups han trabajado activamente en el desarrollo de software de reconocimiento facial, pero cada vez hay más preocupación por la precisión y por cuestiones éticas. Recientemente Rekognition, un software desarrollado por Amazon que vincula las imágenes de caras desde videos y fotografías con una base de datos, despertó un fuerte debate en EE UU.

Los críticos afirman que la tecnología podría utilizarse para hacer labores de vigilancia sin autorización. La American Civil Liberties Union (ACLU) obtuvo cientos de documentos en los que demuestra que Amazon ofreció el software a las fuerzas de seguridad por todo el país. El grupo afirmó que el proyecto de reconocimiento facial de Amazon es una amenaza a las libertades civiles.

Rekognition es capaz de escanear una base de datos masiva e identificar hasta 100 personas a la vez y seguirlas en lugares públicos como aeropuertos o incluso protestas.

Los legisladores del Partido Demócrata pusieron en duda las implicaciones que podría tener esta tecnología en comunidades de color.

“Estamos preocupados por las profundas consecuencias negativas y no intencionadas que esta forma de inteligencia artificial podría tener sobre las comunidades afroamericanas, los inmigrantes indocumentados y las personas que protestan”, afirmó Cedric Richmond, presidente del Caucus Negro del Congreso, en una carta dirigida a Amazon.

En Rusia ya se ha creado un maquillaje para que evitar ser reconocido por las cámaras

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pulsa aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies