3 nuevos sistemas de armamento ruso que asombraron al mundo en el desfile del Día de la Victoria

El 9 de mayo, las multitudes pudieron ver 'Terminators', aviones de nueva generación y mortíferos drones teledirigidos mientras se recordaba a aquellos que murieron luchando contra los nazis.

El Día de la Victoria puede servir para conmemorar a aquellos que entregaron sus vidas luchando por la libertad durante la Segunda Guerra Mundial, pero también es una oportunidad para que el Ministerio de Defensa de Rusia despliegue su última tecnología y armas.

¿Qué pudo ver, por primera vez, todo el mundo en el desfile de este año?

Terminator-2

El héroe de la película del Juicio Final ha renacido en el Ejército ruso. Sin embargo, la máquina de batalla no se parece en nada a Arnold Schwarzenegger: es una unidad de apoyo con orugas, cargada de misiles y ametralladoras. 

El Terminator-2 de nueva era rugió por primera vez en la Plaza Roja el pasado 9 de mayo. Cuenta con cuatro plataformas de lanzamiento para los nuevos misiles guiados 9M120 Ataka, un grueso blindaje y una ametralladora coaxial de 30 mm, capaz de penetrar defensas pesadas. También puede encontrar y fijar automáticamente sus objetivos, antes de que el operador decida si disparar o no. 

Primeros drones de batalla

Los ensayos del desfile militar en el centro de Moscú revelaron que el ejército ha recibido su primer lote de aviones teledirigidos de combate, capaces de lanzar bombas en los campos de batalla. Antes, los militares rusos sólo disponían de aviones teledirigidos de reconocimiento.

Los nuevos asesinos voladores se llaman “Korsares” y están disponibles en dos versiones: con alas o con palas giratorias, como un helicóptero. El primero es un monstruo construido con 200 kg de material extremadamente ligero pero fuerte, y puede no sólo transportar equipo de inteligencia sino también llevar a cabo operaciones de ataque contra objetivos en tierra, misiles guiados y no guiados.

La única diferencia entre las dos máquinas es que la versión con palas puede aterrizar en cualquier lugar (aunque es más lenta), mientras que el asesino alado necesita de una pista de aterrizaje. Estos aviones teledirigidos también pueden eliminar vehículos blindados ligeros y pueden transportar bombas hasta una distancia de 200 km.

Su-57

Se trata de una conocida aeronave que ya cuya imagen ha recorrido ya todo el mundo, y que ha sido objeto de numerosos titulares en el proceso. Sin embargo, 2018 fue el primer año en que estas máquinas pasaron por encima de las cabezas de los moscovitas, ya que el primer lote de estos aviones de quinta generación se unió recientemente a las filas de la Fuerza Aérea de Rusia.

El Su-57 es la respuesta rusa al F-22 americano “Raptor”, y fue creado para evitar todos los sistemas modernos de defensa antiaérea, mientras toma el control de los cielos y destruye a los aviones enemigos cuando sea necesario.

El caza ruso puede volar a una velocidad de 2.600 km/h gracias al nuevo motor con el que fue equipado en 2017. También está cargado con un conjunto de nuevas bombas y misiles ocultos dentro de su fuselaje, lo que le ayuda a mantener un perfil bajo en los radares enemigos.

Si quieres saber más sobre el Su-57 y cómo estuvo a un paso de convertirse en indio, haz click aquí

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies