Expertos rusos opinan sobre el accidente de Uber: “El marketing está dañando a la industria”

Reuters
Después de que un vehículo sin piloto matara a un peatón en Tempe, Arizona, la industria global de automóviles autónomos se ha enfrentado a numerosas críticas. La tecnología está en sus primeras fases de desarrollo y todavía es demasiado pronto para pensar que los vehículos ya están disponibles.

Hay gente en todo el mundo con ganas de ir en un vehículo sin conductor y los rusos no son diferentes. Según la empresa de inteligencia artificial, Cognitive Techologies, al 56% de los rusos les gustaría montarse en un automóvil de este tipo.

La empresa realizó una encuesta entre 33.000 personas en año pasado. En el país eslavo, la gente que más apoya la tecnología sin conductor son las personas mayores de 50 años.

Aunque esta encuesta se realizó antes del fatal accidente del vehículo de Uber. Olga Uskova, directora de Cognitive Techologies, culpa a la obsesión que tienen las empresas de tecnología de promover sus logros cuando, en realidad, no los hay.

“La actividad publicitaria de algunas startups recién creadas, así como de compañías muy conocidas, sobrepasa su capacidades técnicas reales”, comenta Uskova a Russia Beyond.

“Como norma, el objetivo de esta actividad es un deseo de demostrar la tecnología a los accionistas o a los inversores, para poder conseguir otra ronda de financiación”, añadió. “Es posible que las compañías solo cuenten con soluciones muy básicas, pero los comerciantes se lo venden a los accionistas y al resto del mundo como si tuvieran una tecnología automatizada”.

El incidente de Uber no es el primero que ocurre. En enero, un prototipo creado por Phatom AI tuvo un accidente durante una demostración con periodistas de TechCrunch, cuando chocó contra otro vehículo negro.

Hubo un incidente similar durante la demostración del vehículo sin piloto de Faraday Future en CES, la mayor muestra de tecnología de consumo del mundo, que se celebra en Las Vegas.

“Es necesario recordar que el objetivo principal de los vehículos autónomos es la seguridad y que solo es posible garantizarla tras realizar numerosas pruebas en polígonos y carreteras públicas y en diferentes condiciones meteorológicas”, afirma Uskova. Según ella, esto no se puede conseguir en un par de años.

Uskova está preocupada por la política que llevan a cabo estos desarrolladores, que podría socavar la credibilidad de los potenciales usuarios en todo el mundo. Las recientes críticas en California a los automóviles sin piloto son un ejemplo de ello.

Según los informes de Departamento de Vehículos de California, ha habido dos incidentes de personas enfadadas y que han dando golpes contra los vehículos. Un hombre atacó un Chevy Bolt sin piloto mientras el vehículo estaba parado en un semáforo en San Francisco. El vehículo estaba en modo sin piloto, aunque había una persona en el asiento del conductor. El atacante corrió por la calle, dio un golpe en el parachoques de atrás y dañó la luz izquierda de la parte trasera.

El segundo incidente también implicó a un Chevy Bolt en San Francisco, en un momento en el que había un conductor en el vehículo autónomo. Cuando el automóvil paró detrás de un taxi, el taxista salió de su vehículo y asalto el coche autónomo. Dio un manotazo en la ventana del pasajero y la rayó.

La empresa rusa Yandex sigue desarrollando su propio vehículo y está realizando pruebas en polígonos.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies