El RP-318, primer avión cohete ruso, volaba un día como hoy de 1940

Captura de pantalla.

Captura de pantalla.

YouTube.
Poco antes de la llegada de la Segunda Guerra Mundial a la URSS, los soviéticos consiguieron iniciarse en los vuelos a reacción.

El planeador cohete comenzó a ser diseñado por el Grupo de Estudios del Movimiento a Reacción, organización de investigación científica que se ocupaba de la elaboración de cohetes y motores (RNII). Esta estaba presidida por el legendario Serguéi Pávlovich Koroliov, ingeniero y diseñador de cohetes soviético durante la carrera espacial.

El RP-318, primer avión cohete soviético tripulado, fue creado entre 1936 y 1940 por la RNII. Se trataba de un planeador monoplano SK-9 con los depósitos de combustible (ácido nítrico y petróleo) instalados en el fuselaje, detrás de la cabina del piloto. El motor se encontraba en la parte trasera del aparato. El aparato tenía una longitud de 7,9 m, con sus alas midiendo 17 m.

El constructor aeronáutico Alexéi Scherbákov jugó un papel importante en las pruebas del avión cohete diseñado por Koroliov, que había sido detenido en 1938, acusado de “actividades antisoviéticas”.

Scherbákov propuso como piloto para la arriesgada prueba del aparato a Vladímir Pavlovich Fedórov. Este, a pesar de conocer los peligros que conllevaba el vuelo experimental, no vaciló, aceptando el encargo.

Vladímir Pavlovich Fedórov. Fuente: Wikipedia Commons

Primer vuelo

El 28 de marzo de 1940, por la tarde, el RP 318 (que había sido equipado con un motor RDA-1-150 de 150 kg de empuje) despegaba de un aeródromo de Podlipki (cerca de Moscú).

Remolcado por un biplano R-5, fue llevado hasta una altura de 2.600 m para luego ser desenganchado. Fedórov se quedaba solo ante el peligro. Se habían hecho ensayos previos con un muñeco a bordo, pero nadie podía asegurar que el motor no estallase, matando al piloto.

Llegaba el momento de la verdad y Fedórov encendió el motor cohete, que arrancó y aceleró de una velocidad de 80 a 140 km/h en 5 seg. El avión trepaba hasta los 2.800 m, a unos increíbles 180m/min de velocidad ascensional.

El sistema impulsor se apagó a los 110 segundos, cuando se agotó el combustible y Fedórov planeó con el RP-318 hasta aterrizar sano y salvo. De esta manera concluyó el primer vuelo propulsado por cohetes en la URSS.

Los nueve vuelos realizados por RP-318 antes del final de la Segunda Guerra Mundial aportaron a la URSS valiosos datos para el desarrollo ulterior de la aviación de reacción.

Si quieres saber cuáles fueron los 10 aviones soviéticos que ganaron la Segunda Guerra Mundial, te lo contamos aquí

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies