Las Fuerzas Aéreas de Rusia utilizan carreteras como pistas de aterrizaje

Ministerio de Defensa de la Federación Rusa
Por primera vez en la historia se ha probado el aterrizaje de jets y bombarderos en autopistas

El 17 de enero un bombardero Su-34 y dos jets Su-30M2 convirtieron una autopista de la región de Rostov (más de 1.000 km al sur de Moscú), normalmente llena de vehículos, en una pista de aterrizaje durante unas maniobras militares que tenían como objetivo examinar la habilidad de los pilotos para aterrizar estas máquinas (que cuestan varios millones de dólares) en pistas más cortas y estrechas.

La nueva “pista de aterrizaje” tenía 18 metros de ancho, lo que supone dos veces menos que la usada habitualmente por la aviación militar. Conviene mencionar que durante las maniobras la policía militar cerró la autopista para dar a la aviación el tiempo necesario para realizar sus maniobras.

Según una declaración del Ministerio de Defensa de Rusia, los pilotos no llegaron a parar del todo sino que despegaban cada vez que las ruedas del avión tocaban el suelo.

“Los pilotos realizaron el ejercicio conocido como 'cinta transportadora', que es cuando tocan el suelo con las ruedas traseras y vuelven a despegar inmediatamente, sin perder velocidad”, afirmaron en el Ministerio.

Tal y como declaró el piloto tras el vuelo, si ejecutas la “cinta transportadora” significa que ya has aterrizado y no será un problema bajar la rueda delantera.

Los cazas y los bombarderos también llevaron a cabo una batalla aérea con un enemigo simulado y realizaron complejos ejercicios acrobáticos.

Las fuerzas que protegían la pista de aterrizaje repelieron un “ataque”, mientras que un helicóptero Ka-27 llevó a cabo una misión de rescate.

Esto solo podía pasar en Rusia

Es la primera vez que bombarderos pesados y jets hacen aterrizajes tácticos en autopistas, aunque los rusos ya están acostumbrados a cosas así, ya que al parecer las Fuerzas Aéreas tienen “sentido del humor” y les encanta asustar (de buenas maneras) a la gente sobrevolando carreteras.

O a veces puedes volver a casa y cruza la carretera... ¡un tanque!

O incluso te puedes chocar con un avión. Afortunadamente es de pasajeros.

Si quieres conocer la loca historia de un soldado ruso que convirtió en cenizas un vehículo militar de 500.000 dólares mientras cocinaba, solo tienes que hacer click aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies