¿Qué hay en el garaje de Putin?

El Consejo de Gestión de la Propiedad de la Administración Presidencial tiene una impresionante flota bajo su responsabilidad: el avión presidencial, helicópteros, limusinas, yates, lanchas y hasta un catamarán

Aviones y helicópteros VIP

Un horario especialmente difícil y los grandes atascos de Moscú han obligado a Vladímir Putin a escoger un helicóptero sobre un automóvil. Cuando viaja por Moscú, el presidente utiliza helicópteros Mi-8 con una modificación especial, que la mejor manera de describirla es como si fueran oficinas volantes. Dentro hay una enorme pantalla de plasma, con un interior de piel y mucho equipamiento, desde un ordenador hasta una máquina de café a un refrigerador.

Para largas distancias el presidente utiliza una versión modificada del avión de pasajeros Il-96, que ha estado en servicio como el principal avión presidencial desde 1996. En sus memorias, el antiguo director se servicio de seguridad del presidente, Alexander Korzhakov, se refirió al “impresionante interior” de la cabina. “Dentro del nuevo avión uno podría trabajar y vivir de manera no menos cómoda que en el Kremlin”, recuerda. En 2013 se adquirieron dos nuevos aviones Il por 88,5 millones de dólares, cada uno.

La flota aérea del presidente también incluye los aviones rusos Tu-214, un Sukhoi Superjet 100 así como unos jets de negocios Falcon y AirbusA319.

El Kremlin no muestran al público el interior de estos aviones, al mismo tiempo que niega los rumores acerca del ostentoso lujo del interior. Vladímir Kozhin, antiguo jefe del Consejo de Gestión, comenta que por dentro “no hay piedras preciosas o baños de lujo”. Hay un área de trabajo, otra de recreación, medios para comunicarse con cualquier departamento, y centros de control para la dirección de las fuerzas nucleares. En el SuperJet hay un salón, un dormitorio, una ducha y un baño. Según información oficial, en 2016 la flota presidencial constaba de 37 aviones y 18 helicópteros. Hay que mencionar que no solo el presidente hace uso de ellos sino también otros oficiales, incluyendo el primer ministro y los dos portavoces presidenciales, así como determinados jueces y oficiales de seguridad.

Automóviles

Se espera que a principios de 2018 el presidente comience a utilizar una limusina de fabricación rusa, que forma parte del proyecto Kortezh.Hasta ahora Putin ha utilizado vehículos  Mercedes-Benz S600 Pullman. Hay 11 modelos registrados en el Kremlin, incluyendo varios fabricados entre 1996 y 2000.

Putin también tiene una colección privada de vehículos, que no recibe mucha atracción mediática y que apenas utiliza en público. Está compuesta sobre todo de vehículos de fabricación soviética, y se encuentran alojados en un garaje situado en su residencia de Novo-Ogárevo, en la región de Moscú.  Entre otros, cuenta con un Volga de 1956, un  Zaporozhets de 1972 fabricado en Ucrania y un Zhigulí de 1970.

Los yates del presidente

Putin cuenta con dos yates, tres barcos de vapor, siete lanchas y un catamarán. Es más, todo esto (excepto el yate presidencial Chaika) se puede alquilar públicamente en el complejo turístico Rus, dirigido por el Consejo de Gestión de la Propiedad del Kremlin.

El yate turco de seis camarotes llamado Chaika (“gaviota” en ruso) cuenta con una piscina-spa y un gimnasio y se compró de segunda mano. Según información oficial, se adquirió en 2011 por 1.500 millones de rublos (unos 25,5 millones de dólares) y sustituyó al yate Kavkaz, construido a principios de los años 80.

Por otro lado está el yate a motor Azimut 38, adquirido por 20 millones de rublos (340.000 dólares). Tiene suelos de manera de teca e interiores teñidos de roble. Una hora de alquiler cuesta 10.000 rublos (170 dólares).

Putin y sus motos

En 2010 el mundo pudo ver otra imagen de Putin, la de motero. En aquel momento era primer ministro y dirigió un convoy de motos  Harley-Davidson en Sebastopol. Siente años después declaró que tiene una moto Kawasaki, aunque “prefiere no conducirla”. Después de eso, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, tuvo serios problemas para desacreditar el mito que decía que Putin era un motero. Afirmaba que Putin no tiene motos en su colección privada.

Peskov dijo: “El garaje con finalidades especiales cuenta con motos dentro de su propio equipamiento. En varias ocasiones Putin ha tratado de montar en una moto. Pero, claro, el presidente no tiene una moto para su uso personal y no conduce una”.

Los que sí conducen motos son los miembros de la guardia presidencal, a los que el presidente visita ocasionalmente.

Si quieres ver un video del nuevo vehículo de Putin, que estará disponible en 2018, haz click aquí

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies